Actualizado 03/12/2006 23:45 CET

Cuba.- Opositores responden a Raúl Castro que el problema no es EEUU y piden solución sin sangre ni confrontación civil

MADRID, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Plataforma Cuba Democracia Ya ha respondido al presidente en funciones de Cuba, Raúl Castro, que el problema de la isla no es el "contencioso" entre su hemano "Fidel Castro y la administración americana de turno", sino la falta de libertades y la situación de los presos políticos.

Así lo aseguró la plataforma de opositores cubanos residentes en España en un comunicado de respuesta al "discurso propagandístico" que ayer dio "el sustituto del dictador cubano, hermano menor y jefe del Ejército", con motivo del 80 cumpleaños de Fidel Castro, que no pudo participar en los actos por sus problemas de salud.

"No nos oponemos a una solución pacifica y negociada al drama que azota a la nación cubana por mas de 47 años, donde se fusila y condena a largas penas de cárcel o a destierro forzoso a quienes nos oponemos o disentimos del régimen que se impone a los cubanos a vivir bajo terror por una ideología de corte fascista", indicó.

El problema de Cuba, según la plataforma, no es el contencioso entre Fidel Castro y la administración americana de turno. "Eso es solo el conflicto político y económico de un régimen encabezado por el dictador y un medio de propaganda internacional antiamericana del cual los cubanos no somos más que las victimas", añadió.

Para Cuba Democra Ya el verdadero problema es la liberación de todos los presos políticos, "en la cárcel o el destierro", y la falta de libertad política y económica para que los cubanos determinen libremente su modo de vida "y que no tengan que correr tras un turista y pedir una aspira o un jabón para bañarse".

"El verdadero problema es que la nación cubana pueda acoger con

libertad y sin distinción de credo político, economico, religioso u orientación sexual a todos sus nacionales sin temor de terminar en una cárcel por expresión de su libertad", insistió la plataforma en su comunicado, firmado por su secretario general Rigoberto Carceller.

Así, la organización abogó por una solución al conflicto que vive Cuba "que evite la confrontación civil y derramamiento de sangre". Además, rechazó que se mantenga el "engaño internacional" de hacer creer que el problema de Cuba es el conflicto político económico de su régimen.

"Estamos abiertos a transitar hacia esas soluciones que requiere y

demanda la nación cubana, como también estamos dispuestos a llamar a Estados Unidos u cualquier otra nación a restablecer su relación con la nación cubana bajo un respeto precedido por valores democráticos y de entendimiento", sentenció.