Cuba.- Pérez Roque dice que con su "rectificación y cambio de rumbo" España vuelve a ser un "interlocutor privilegiado"

Actualizado 03/04/2007 17:04:29 CET

LA HABANA, 3 Abr. (Especial para EUROPA PRESS, Francisco Forteza) -

El ministro de Asuntos Exteriores cubano, Felipe Pérez Roque, considera que la actual visita a la isla de su homólogo español, Miguel Angel Moratinos, supone una "clara señal de rectificación y cambio de rumbo" en la política española hacia Cuba, lo que vuelve a situar a Madrid como un "interlocutor privilegiado" con La Habana.

Así lo asegura el diario oficial 'Granma', que en su edición de hoy hace un balance del primer día de la visita de Moratinos, en el que destaca otras declaraciones de Pérez Roque asegurando que esta visita también es una prueba clara del "interés genuino" de España de dialogar "con respeto recíproco y en calidad de iguales".

"Cerramos una etapa, que restañamos las profundas heridas que quedaron abiertas como resultado de la gestión del anterior Gobierno español. Que España vuelve a ser un interlocutor privilegiado y que las relaciones bilaterales sólo pueden avanzar basadas en el estricto respeto recíproco a la soberanía y a la no injerencia en los asuntos internos", añadió Pérez Roque.

En este punto, siempre según 'Granma', agregó que aunque no hay puntos de vista "similares" en todos los temas, confió en discutirlos "con respeto", tras reiterar que las relaciones bilaterales actuales son "positivas", en contraste con el momento en que estuvieron "al borde de la ruptura", en referencia al anterior Gobierno de Aznar.

Por otro lado, según el diario oficial, Moratinos aseguró que viajó a Cuba al frente de una "delegación amplia" --integrada por las secretarias de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, y de Cooperación Internacional, Leire Pajín-- por expreso deseo del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para intentar "enriquecer" las relaciones entre Cuba y España.

Además, 'Granma' destaca hoy las declaraciones de Moratinos en las que asegura que España tiene la misión de trasladar a sus colegas europeos una "visión diferente" que sea "más próxima" a la realidad cubana, "más objetiva" y "más constructiva", para intentar "avanzar" las relaciones con Bruselas, "este importante actor del siglo XXI".

Moratinos y Pérez Roque abordaron la relación entre Cuba y la UE en su reunión de trabajo, ante lo cual el canciller cubano dijo que España juega un papel "insustituible". En la misma línea, confió en que Bruselas tenga una "política propia y no de segunda" hacia Cuba, para tratar a la isla "con el mismo respeto" con que se trata a UE.