Cuba.- El PP promueve en el Congreso una declaración institucional tras la muerte del preso político Orlando Zapata

Actualizado 24/02/2010 12:20:30 CET

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El PP promueve en el Congreso una declaración institucional que se debatirá esta tarde y que busca expresar el "hondo pesar" de la Cámara Baja por la muerte del preso político cubano Orlando Zapata Tamayo, tras 85 días en huelga de hambre, y exigir al régimen castrista que libere a todos los presos de conciencia, ha avanzado hoy a Europa Press su portavoz parlamentario de Exteriores, Gustavo de Arístegui.

De Arístegui precisó que su grupo parlamentario trabaja en la redacción de una declaración institucional que harán circular al resto de los grupos para que esta tarde pueda ser adoptada por unanimidad en la Comisión de Asuntos Exteriores, que se reúne a partir de las 16.30 horas.

Aunque dijo que el Grupo Popular está abierto a la negociación, señaló que la intención del PP es que el Congreso manifieste así su "hondo pesar por la muerte de un luchador por la libertad", su "condena y repulsa más absolutas al régimen cubano", al tiempo que exija "con carácter inmediato una transición a la democracia y la liberación de todos los presos políticos, incluidos aquellos presos comunes a los que se trata o se les ha aplicado el Código Penal como método de represión política".

De Arístegui subrayó que en Cuba no sólo hay 207 presos de conciencia, sino "miles de presos políticos disfrazados por el régimen como presos comunes". "En Cuba, tener una máquina de copia de ciclo hostil puede costar decenas de años de cárcel; tener una radio de onda corta, son decenas de años de cárcel, tener la desfachatez de desplegar una banderola en tu casa pidiendo libertad para Cuba son 28 años de cárcel", relató.

Para De Arístegui, la muerte de Zapata "no hace más que demostrar la brutalidad, el carácter sanguinario, opresivo y absolutamente sin escrúpulos" de un régimen que lleva 51 años "oprimiendo y torturando a los 11 millones de cubanos sin excepción".

Advirtió de que la muerte de este "luchador por la libertad" pone de relieve "que no se puede tener ningún tipo de contemplación con el régimen cubano". "Lo único que se puede hacer es promover la transición a la democracia y no consolidar como está haciendo este Gobierno con su política exterior y están haciendo otros países, como Brasil, una sucesión en la dictadura".

De Arístegui se preguntó "con qué cara" podrán mirar los miembros del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero y del PSOE a los cubanos "cuando los hermanos Castro ya no estén en el poder" y la isla haya iniciado su "andadura inevitable hacia la democracia". "Esa mácula va a quedar en la historia de España para siempre", advirtió.

Por eso, añadió, los demócratas cubanos "tienen que saber" que los 'populares' no son "cómplices de esa política", que el PP "ha estado siempre con aquellos que han sufrido y luchado por la libertad y la democracia" y que le parece "una auténtica vergüenza que siempre se silencie la realidad terrible y sanguinaria de ese bárbaro régimen".

"Nosotros seguiremos siendo la voz de los que no la tienen, en España y en el mundo y seguiremos recordando los nombres de todos los héroes que día a día nos recuerdan que no hay nada más frágil que la libertad, el derecho a la vida y la democracia", concluyó.