Cuba.- PP y PSOE pactan en la Eurocámara una dura condena por la muerte de Zapata y exigen la democracia en Cuba

Actualizado 09/03/2010 19:56:29 CET

La ausencia de Ashton obligará a la presidencia española a liderar el debate sobre Cuba

ESTRASBURGO (FRANCIA), 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Parlamento Europeo condenará el próximo jueves la "cruel y evitable" muerte del disidente cubano Orlando Zapata y reclamará a la UE el apoyo "incondicional" y "sin reservas" a una transición política hacia una democracia pluripartidista en Cuba, según una resolución pactada este martes por eurodiputados 'populares' y socialistas.

La mayoría de grupos con presencia en la Eurocámara acordaron no presentar enmiendas a un texto --que se debatirá mañana y que se votará el jueves-- que "deplora la ausencia de todo gesto significativo" de La Habana ante las exigencias de la comunidad internacional sobre la situación de la disidencia cubana, informaron fuentes parlamentarias.

La resolución, que cuenta con el apoyo de todos los grupos a excepción de Izquierda Unitaria y de Los Verdes, insta a la Comisión Europea y al Consejo a que "intensifiquen las medidas pertinentes" para exigir la liberación de los presos políticos y "garantizar el trabajo" de los defensores de los Derechos Humanos.

También exige a la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, que establezca "de inmediato" un diálogo "estructurado" con la sociedad civil cubana y "con aquellos sectores que apoyen una transición pacífica en la isla".

La resolución señala que la muerte de Zapata tras 85 días en huelga de hambre es un "serio paso atrás" para los Derechos Humanos en Cuba y muestra la preocupación de la Eurocámara por los disidentes y presos políticos que han seguido el ejemplo de Zapata, especialmente en el caso de Guillermo Fariñas y el riesgo de un "fatal desenlace".

Como en declaraciones anteriores, los eurodiputados llamarán al régimen cubano a liberar de manera "inmediata e incondicional" a los presos políticos y de conciencia, y mostrarán su "profunda solidaridad" con todo el pueblo cubano, al que apoyan "en su avance hacia la democracia y el respeto y fomento de las libertades fundamentales".

Ashton, Alta Representante de Política Exterior de la UE y vicepresidenta de la Comisión, debía hacer una declaración sobre la situación en Cuba para abrir el debate del miércoles. Sin embargo, no asistirá al mismo, por lo que será el secretario de Estado español para Asuntos Europeos, Diego López Garrido, quien tome la palabra en nombre del Consejo.

POSICIÓN COMÚN.

El texto finalmente no hará referencias expresas a la Posición Común que desde 1996 rige las relaciones de la UE con el régimen cubano y condiciona el diálogo político entre las partes a que se produzcan avances en materia de Derechos Humanos en la isla.

El Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, que este semestre ocupa la presidencia de turno de la UE, aboga por modificar la posición común alegando que no ha tenido el efecto esperado, pero es una opción que el Partido Popular rechaza de plano.

Fuentes parlamentarias explicaron que los grupos decidieron excluir estas referencias al constatar que "no hay consenso" en este punto.

El líder de los socialistas en la Eurocámara, Martin Schulz, criticó esta mañana la "dictadura militar brutal" en Cuba, pero consideró que es "razonable" cambiar la posición común porque "no es la vía". "La Unión Europea mantienen un bloqueo sobre Cuba pero los países miembros actúan bilateralmente de manera independiente. Es hipócrita", declaró.

Por su parte, el eurodiputado del PPE Ioannis Kasoulides, afirmó que su grupo está "preocupado" por la situación de los presos políticos y disidentes cubanos y así lo hará notar durante el debate. Mientras, el líder de los liberales en el Parlamento Europeo, Guy Verhofstadt, apuntó que en su grupo ha habido pronunciamientos "favorables" a establecer un "diálogo" con Cuba.

El grupo de Izquierda Unitaria se desmarcará del texto consensuado por las principales fuerzas en la Eurocámara y presentará su propia propuesta de resolución en la que lamentará la muerte de Zapata y pedirá a los Veintisiete "poner fin" a la posición común en pro de un diálogo "entre iguales" que incluya en su agenda todos los temas, incluido el de los Derechos Humanos, según adelantó este martes el eurodiputado español Willy Meyer (IU).

Meyer criticó la "instrumentalización que la derecha europea hace de los Derechos Humanos" y reprochó al Partido Popular Europeo que no promoviera una iniciativa similar a esta cuando se produjo el golpe de Estado en Honduras el pasado verano. La Eurocámara no se pronunció entonces sobre lo ocurrido "porque no quiso la derecha", aseguró el eurodiputado.

En opinión de Izquierda Unitaria, una relación "bilateral entre iguales" que permita el debate sobre una agenda "completa" que incluya los Derechos Humanos es "el camino" para "avanzar" y terminar con un "bloqueo que es pernicioso en materia de Derechos Humanos".