Actualizado 25/10/2010 19:39:49 +00:00 CET

Cuba.- PPE ve en la continuidad de la Posición Común una señal para que España cambie su "errática" relación con Cuba

Meyer (IU) lamenta la oportunidad perdida para normalizar las relaciones con La Habana

BRUSELAS, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del Partido Popular Europeo (PPE), Antonio López-Isturiz, ha celebrado hoy que los 27 hayan decidido mantener la llamada Posición Común que, desde 1996, condiciona las relaciones de la UE con Cuba a que se produzcan avances democráticos en la isla y ha interpretado esta decisión como una llamada al Gobierno español para que modifique su "errática" política hacia La Habana.

Los ministros de Exteriores han acordado este lunes pedir a la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, "explorar" de aquí al próximo mes de diciembre las posibilidades de avanzar hacia un acuerdo bilateral entre la UE y Cuba, al tiempo que se mantiene la Posición Común promovida hace 15 años por el Gobierno de José María Aznar.

En opinión de López-Istúriz, el mantenimiento de la Posición Común es un "respaldo fundamental a la oposición pacífica dentro y fuera de la isla y mantiene la exigencia al Gobierno cubano de respetar los derechos humanos, frente al apaciguamiento promovido por el hasta hace poco ministro de Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos".

También considera que con la decisión de este lunes los ministros de los 27 "han censurado" los intentos de Moratinos por normalizar las relaciones de la UE con La Habana y hacen ver que aunque "positivas" las liberaciones de presos políticos son pasos "insuficientes".

"La decisión de hoy es un claro mensaje de la UE al Gobierno español para que reaccione y modifique la errática política que ha mantenido respecto a Cuba en los últimos años", ha insistido López-Istúriz.

Respecto a la petición hecha a Ashton para que explore las posibilidades de un acuerdo bilateral, el PPE advierte de que se trata de un término "ambiguo" y pide que cualquier cambio esté condicionado a que se produzcan "mejoras constantes en la situación de los Derechos Humanos".

Por ello, el PPE "mantendrá su exigencia al régimen castrista de que debe avanzar de manera irreversible en el respeto a los Derechos Humanos en Cuba --empezando por la liberación de todos los presos políticos y de conciencia--, en la mejora de las condiciones de vida de los ciudadanos y en el establecimiento de un sistema democrático".

DECEPCIÓN EN IU

Para el eurodiputado de Izquierda Unida Willy Meyer, lo ocurrido este lunes en Luxemburgo es "decepcionante" porque en su opinión supone "aplazar" hasta el próximo diciembre --cuando Ashton presente sus conclusiones sobre la reflexión que le han pedido los ministros-- la decisión de los 27 sobre la Posición Común.

"La UE ha dejado pasar una oportunidad de oro para, de una vez por todas, normalizar las relaciones con la República de Cuba", ha declarado Meyer a través de un comunicado, en el que opina que "iniciar el diálogo si no se retira la Posición Común es papel mojado".

Meyer ha pedido a la Unión Europea que establezca una relación "de tú a tú" con el régimen castrista, que esté basada en el diálogo sobre temas "de agenda común". "Lo que reclamamos es la normalización de las relaciones de las UE con Cuba, tal y como la Unión Europea hace con el resto de países del mundo. Por eso exigimos que se retire la Posición Común, porque supone un trato de excepción que la UE no tiene con ningún otro país", ha explicado.

El eurodiputado de IU ha criticado a los que defienden la Posición Común porque "son los mismos que reiteradamente se empeñan en silenciar los asesinatos de sindicalistas en Colombia" y "los mismos a los que no les preocupa la muerte de civiles en Afganistán o que permanecen mudos ante las constantes violaciones de derechos humanos en Marruecos".