Actualizado 03/05/2012 23:15 CET

Cuba.- El presidente del Parlamento cubano dice que Miami sigue siendo el "feudo" de mafias "terroristas"

Campaña A Favor De 'Los Cinco' En Estados Unidos.
EUROPA PRESS/CUBADEBATE

MADRID, 3 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Parlamento de Cuba, Ricardo Alarcón, ha reconocido que en el últimos años la emigración cubana hacia Estados Unidos ha experimentado transformaciones importantes, sin embargo, esto no ha impedido que Miami continúe siendo el "feudo" de mafias "terroristas" que han promovido actos de violencia contra los intereses de la isla.

"Ha habido cambios significativos en la emigración cubana, pero Miami es aún Miami, sigue siendo el feudo de esa mafia que controla a sus autoridades y medios de prensa", ha dicho Alarcón durante su intervención en el X Encuentro Internacional de Solidaridad con Cuba, celebrado el miércoles en La Habana, informa el portal oficial 'Cubadebate'.

De esta manera, ha puesto como ejemplo lo ocurrido recientemente en Miami cuando fue retirada una valla que pedía la liberación de los cinco cubanos detenidos en Estados Unidos en 1998 y condenados por delitos relacionados con espionaje; así como la explosión de una "bomba incendiaria" que "destruyó completamente" las oficinas de una agencia que organiza viajes a Cuba y que preparó paquetes especiales durante la histórica visita de Benedicto XVI a la isla.

"Si así es Miami ahora, en mayo de 2012, es fácil imaginar cuál era el ambiente hace catorce años cuando el secuestro impune de un niño de seis años escandalizó al mundo y el rescate de Elián (González) provocó la frustración y la rabia desenfrenada de la mafia batistiano-terrorista", ha denunciado.

En este sentido, Alarcón ha asegurado que "fue en ese ambiente de odio y de violencia" que 'los cinco' fueron "apresados y sometidos" a un juicio que en el año 2005 fue declarado "nulo" por la Corte de Apelaciones, aunque esto no fue suficiente para lograr la excarcelación de los acusados.

PROCESO DE LOS 'CINCO'

Cuba sostiene que durante el proceso judicial se pudo constatar "la conjura" de Washington con los medios de Florida, especialmente los de Miami, donde reside un altísimo número de cubano-americanos. Según La Habana, algunos periodistas recibieron financiación "oficial para desatar una feroz campaña de propaganda", a fin de avivar las "provocaciones y amenazas para presionar" con el objetivo de "amedrentar a los miembros del jurado haciendo absolutamente imposible la labor del tribunal", ha explicado el presidente del Parlamento.

Este aspecto es considerado en el habeas corpus presentado a favor de 'los cinco', el último recurso judicial que tenía a su disposición la defensa para lograr la excarcelación estos hombres a quienes el Gobierno de Raúl Castro califica de "antiterroristas" y "presos políticos".

"Agotados ya todos los recursos de apelación ordinaria 'los cinco' aguardan por el pronunciamiento de la Corte de Miami ante el procedimiento extraordinario o habeas corpus, última posibilidad que ofrece el sistema judicial norteamericano", ha recordado.

Cuba se muestra pesimista por el fallo que deberá emitirse en una fecha no precisada y por eso exige al presidente estadounidense, Barack Obama, firmar un indulto para que 'los cinco' puedan regresar a la isla con sus familias. "Incluso hoy sería imposible juzgar con ecuanimidad a cinco patriotas cubanos en Miami", ha destacado Alarcón.

Para la defensa de 'los cinco' "es indispensable denunciar con urgencia el bloqueo de las corporaciones que controlan y manipulan la información e impiden al pueblo norteamericano conocer la verdad", ha demandado.

El grupo de 'los cinco' está conformado por Gerardo Hernández, René González, Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Fernando González Llort, todos ellos detenidos el 12 de septiembre 1998 por el FBI en Estados Unidos, donde fueron condenados --entre otros delitos-- por "conspiración para cometer espionaje" en favor del Gobierno de Fidel Castro.

El 7 de octubre de 2011, René González fue excarcelado pero hace apenas unos días pudo regresar a Cuba mediante un permiso especial de dos semanas, debido a que la justicia ha ordenado que permanezca tres años en Miami bajo el régimen de libertad vigilada.