Actualizado 10/03/2006 20:06:00 +00:00 CET

Cuba.- Protestan en La Habana contra las "provocaciones" de 'anticastristas' en el mundial de béisbol en Puerto Rico

LA HABANA, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades cubanas convocaron hoy una manifestación en La Habana para protestar contra los actos de "provocación" contra el Gobierno de Fidel Castro que se registraron estadio Hiram Bithorn, de San Juan Puerto Rico, durante el partido que disputaron los equipos de Cuba y Holanda en el marco del Clásico Mundial de Béisbol.

La delegación cubana que acudió a esta competición protestó por las "acciones anticubanas" que, a su juicio, se registraron durante el citado partido "con la complicidad de las autoridades federales de Estados Unidos y las estatales y policiales de Puerto Rico".

Concretamente, la delegación cubana rechazó que personas contrarias al Gobierno de Castro utilicen el evento deportivo para mostrar "carteles provocadores" ante las cámaras de televisión que cubren el torneo, "con protección de la policía local", según informó la agencia 'Prensa Latina'.

Miembros del comité organizador y la dirección de la delegación de Cuba exigieron la adopción de medidas contra este tipo de actividad durante los juegos. Además, desde La Habana se calificó de "cobarde" la situación y condenó "el intento de boicotear un certamen cuya finalidad es llevar a los pueblos un mensaje de fraternidad mediante la competencia pacífica de sus hijos".

Según el diario puertorriqueño 'Primera Hora', la delegación cubana alertó a las autoridades en el estadio sobre lo que estaba ocurriendo. Sin embargo, la respuesta de los encargados de mantener el orden fue: "tuvimos la necesidad de remover (echar) del lugar a los delegados cubanos para garantizar la seguridad".

La participación de Cuba en el Clásico Mundial estuvo precedida por la negativa del Gobierno de Estados Unidos a otorgar visados para que la isla no participara en el encuentro. Los jugadores de béisbol cubanos compiten en San Juan contra profesionales y entregarán los beneficios económicos a las víctimas del 'Katrina', que el año pasado azotó Nueva Orléans.