Cuba.- El Rey se reunirá en La Habana con miembros de la sociedad civil, pero no con disidentes

Publicado 31/10/2019 15:08:00CET
El Rey se reunirá en La Habana con miembros de la sociedad civil, pero no con di
El Rey se reunirá en La Habana con miembros de la sociedad civil, pero no con di - Casa de S.M. el Rey

La histórica visita de Estado incluirá un homenaje al almirante Cervera y los caídos españoles en Santiago de Cuba en 1898

MADRID, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Rey Felipe VI mantendrá un encuentro con destacados miembros de la sociedad civil cubana, pero no con líderes de la oposición organizada, durante el viaje de Estado que él y la Reina Letizia harán al país entre los días 12 y 14 de noviembre.

Fuentes diplomáticas han explicado que el papel del Rey es ejercer la representación de España y apoyar la defensa de los intereses del país, no hacer política, y que es al Gobierno a quien corresponde el diálogo sobre derechos humanos con Cuba.

El viaje de los Reyes, que el Gobierno ha anunciado oficialmente este jueves, pretende culminar la normalización de las relaciones con Cuba y corregir una anomalía histórica, porque será la primera visita de Estado de un Rey de España a la isla.

Las mismas fuentes han subrayado que el viaje no supone ninguna manifestación de apoyo al régimen cubano, sino, simplemente, una normalización de las relaciones con un país de la comunidad iberoamericana, y avisan contra el "doble rasero" entre Cuba y otros países "no estrictamente democráticos".

Con todo, en la agenda sí se ha incluido una reunión del Rey con miembros de la sociedad civil cubana, tal como hizo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hace un año y el ministro Josep Borrell en octubre. Algunos, han señalado las fuentes, son personas destacadas y mantiene una línea de trabajo y de actuación que aconseja mantener cierta reserva sobre la reunión.

Las mismas fuentes han dejado claro que el viaje no se suspenderá o aplazará sea cual sea el resultado electoral, pese a que los Reyes saldrán de Madrid el 11 de noviembre, un día después de las elecciones generales.

El viaje comenzó a prepararse a raíz de la visita de Sánchez a La Habana en 2018 --que también fue histórica, la primera en 32 años-- con una invitación que tenía como marco el quinto centenario de la fundación de La Habana, que se cumple en noviembre, y cuando se aceptó la invitación no estaba prevista la repetición electoral.

Eso sí, el Gobierno ha considerado que el Rey no debía ser un asistente más a las conmemoraciones que tendrán lugar los días 15 y 16, sino que han querido darle a la visita una individualidad para poner en valor la historia común de los dos países precisamente en torno a esa efeméride.

LA HABANA, CLAVE EN LA HISTORIA DE ESPAÑA

La Habana y Panamá fueron las primeras ciudades que la Corona española fundó en América --el Rey estuvo también en el 500 aniversario de Ciudad de Panamá-- y la capital cubana tuvo un papel esencial en la vertebración de los territorios de la Corona española.

Además, esta primera visita de Estado a Cuba incluirá dos actos muy simbólicos para los que los Reyes se desplazarán expresamente a Santiago de Cuba: dos homenajes a los caídos y héroes españoles de la guerra hispano-norteamericana de 1898, en la que España perdió su última colonia.

Los homenajes, que serán la última etapa de la visita, tendrán lugar en el Castillo del Morro, para recordar al almirante Pascual Cervera y a los más de 300 muertos en la batalla naval de Santiago de Cuba y, posteriormente, en la Loma de San Juan, donde unos 600 murieron en la batalla terrestre.

El viaje tendrá un marcado componente institucional e incluirá un encuentro del Rey con el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel. No está en la agenda, en cambio, ninguna reunión con su antecesor, Raúl Castro. El día 12 habrá una cena oficial de las dos delegaciones, pero sin discursos de los jefes de Estado.

PALABRAS DEL REY, PERO NO DE DÍAZ-CANEL

El Rey sí pronunciará un discurso en la 'cena de devolución' que ofrecerán a sus anfitriones al final de la segunda jornada, en el Palacio de los Capitanes de La Habana. No habrá, sin embargo, ninguna intervención oficial de Díaz-Canel.

La visita comenzará con la habitual ofrenda floral ante el monumento a José Martí y habrá un recibimiento con honores en la sede del Consejo de Estado. En la parte más política de la visita, los dos ministros de Exteriores firmarán el Marco de Asociación País --el documento de planificación de la cooperación--.

El viaje también tiene una vertiente cultural: con los Reyes viajará a La Habana un autorretrato de Goya del Museo del Prado que se expondrá en el Museo Nacional de Bellas Artes de Cuba entre el 11 noviembre y el 12 diciembre, se presentará un libro de Javier Mariscal encargado por Acción Cultural Española y la escultura 'El Guardián' de Xavier Mascaró.

El Gobierno cubano, por su parte, ha invitado a los Reyes de España a una gala de danza en el Gran Teatro de La Habana. Don Felipe y Doña Letizia recorrerán La Habana Vieja con el historiador de la ciudad, Eusebio Leal --con quien la cooperación española ha trabajado desde hace años--.

EMPRESARIOS Y COLONIA ESPAÑOLA

Como es habitual en los viajes de Estado, habrá un encuentro del Rey con empresarios, en esta ocasión con representantes de empresas españolas en Cuba, junto al presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, y el de la Cámara de España, José Luis Bonet.

En Cuba hay 250 empresas mixtas hispano-cubanas o sucursales de empresas españolas, en su mayoría pymes, en un entorno económico que ha empeorado en el último año, en parte como consecuencia de la Ley Helms-Burton.

También es habitual la recepción a la colectividad española, unas 800 personas en el Gran Teatro de La Habana. Con más de 140.000 españoles residentes, Cuba es el país con la tercera mayor colonia española --solo por detrás de Argentina y Venezuela--. El Gobierno español está en trámites para abrir un segundo consulado en la isla, en la ciudad de Camagüey, y para contar con un nuevo edificio en La Habana.

Para leer más