Publicado 20/04/2021 21:56CET

Cumbre Ib.- El copríncipe episcopal de Andorra pide una "distribución solidaria" de la vacunas

El Rey Felipe VI, el jefe de Gobierno de Andorra, Xavier Espot y el copríncipe episcopal de Andorra, Joan-Enric Vives, en la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno
El Rey Felipe VI, el jefe de Gobierno de Andorra, Xavier Espot y el copríncipe episcopal de Andorra, Joan-Enric Vives, en la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno - CUMBRE IBEROAMERICANA

ANDORRA LA VELLA (ANDORRA), 20 Abr. (Del enviado especial de Europa Press, Rubén González) -

El copríncipe episcopal de Andorra, Joan-Enric Vives, ha pedido ese martes una "distribución solidaria" de las vacunas contra la COVID-19, especialmente con aquellos países con menos recursos o influencias.

"La pandemia ha sido global, y el acceso, compra y distribución de las vacunas, a precios accesibles, ha de ser también universal. ¡Hagámoslo posible!", ha clamado en su intervención en la cena inaugural de XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno.

En ese sentido, Vives ha llamado a aumentar la cooperación internacional, "sin dejar a nadie atrás, especialmente a los más vulnerables de la sociedad", y ha recordado que es lo acordado en la Agenda 2030, que ha calificado de gran acuerdo y compromiso en favor de la cooperación a escala global.

"Lo necesitaremos para fomentar la recuperación económica que nuestras Naciones tanto necesitarán, especialmente los colectivos con mayor situación de vulnerabilidad", ha alertado el copríncipe.

Ha recordado el mensaje Urbi et Orbi para la Pascual del Papa Francisco a principios de abril en los que ha recordado que todo el mundo está "llamado a combatir la pandemia" y que defendió que las vacunas son una herramienta imprescindible para lograr doblegarla.

IMPORTANCIA DEL MULTILATERALISMO

Tras hacer un repaso de la historia del país de los Pirineos, ha recordado que en 2018 el Ministerio de Asuntos Exteriores de Andorra asumió la Secretaria 'Pro Tempore' de la Conferencia Iberoamericana sucediéndo a Guatemala, una Secretaria que tenía una dimensión transversal --la innovación-- y tres de sostenibilidad: la medioambiental, la económica y la social.

"Pero la pandemia ha hecho emerger con fuerza una no prevista inicialmente, la dimensión sanitaria", ha razonado el copríncipe episcopal.

Ha destacado que 30 años después de la primera cumbre de 1991 en Guadalajara (México) "el mundo en su conjunto, e Iberoamérica en particular, está inmerso en un acelerado proceso de revisión de sus políticas y medidas necesarias para afrontar los desafíos del futuro, dónde el multilateralismo emerge como vital e imprescindible para encontrar soluciones justas, comunes y coordinadas a las crisis.

"Un multilateralismo que tiene hoy en día una fuerte dimensión y acento sanitario", ha concluido Vivies, que ha agradecido la Presidencia 'Pro Tempore' del Principado de Andorra durante estos dos años, y la ayuda de la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan, por su colaboración en este periodo.

También ha agradecido en su nombre y en el del también copríncipe francés de Andorra, el presidente de la República francesa, Emmanuel Macron la presencia de los asistentes a una cumbre que ha augurado que será "exitosa y con grandes frutos para el futuro fraterno".

Contador