Publicado 20/07/2020 16:46CET

Cumbre UE.- Los líderes afrontan el cuarto día de cumbre con mayor optimismo pero también conscientes de dificultades

Cumbre UE.- Los líderes afrontan el cuarto día de cumbre con mayor optimismo per
Cumbre UE.- Los líderes afrontan el cuarto día de cumbre con mayor optimismo per - Dario Pignatelli/European Counci / DPA

BRUSELAS, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE afrontan el cuarto día de negociaciones sobre el fondo europeo de recuperación y el presupuesto comunitario con mayor optimismo sobre la posibilidad de lograr un acuerdo este domingo, pero también conscientes de que todavía son muchas las cuestiones abiertas que resolver.

Tras estar a punto de descarrilar esta madrugada, los líderes consiguieron rebajar la tensión de las conversaciones y encargaron al presidente del Consejo europeo, Charles Michel, que elaborara una nueva propuesta para el plan de reconstrucción con un tamaño aún por determinar, pero con un montante de transferencias directas de 390.000 millones de euros.

La sesión plenaria a veintisiete estaba prevista para las 16.00 horas, pero ha sido retrasada al menos una hora más a la espera de nuevos contactos que acerquen más las posturas de los socios comunitarios.

Uno de los primeros encuentros del día, por ejemplo, ha reunido al el presidente del Gobierno, Pedró Sánchez, con sus homólogos de Alemania (Angela Merkel), Francia, (Emmanuel Macron), Italia (Giuseppe Conte), Portugal (António Costa) y Grecia (Kyriakos Mitsotakis), han informado fuentes de Moncloa.

Este grupo de países sigue enfrentado con los socios del norte (Países Bajos, Dinamarca, Suecia, Austria y Finlandia) con respecto a los principales puntos de fricción de la cumbre: el tamaño del fondo de recuperación con el que levantar la economía tras el impacto de la pandemia y la proporción entre subsidios a fondo perdido y préstamos.

Las conversaciones sobre el control de las ayudas antes de su desembolso han perdido protagonismo en las últimas hora. La solución de compromiso se dirige a un mecanismo en el que un país podría retrasar el desembolso de los fondos y elevar el debate a una reunión de ministros. Pero la decisión final no sería por unanimidad, eliminando cualquier capacidad de veto.

MACRON Y MERKEL

Tanto Merkel, como Macron han destacado que en las últimas horas se han conseguido "avances" que dan lugar a la "esperanza". "Hemos trabajado un marco para un acuerdo tras largas negociaciones. Es un avance y despierta esperanzas de que hoy lleguemos a un acuerdo, o de que (al menos) sea posible", ha dicho la alemana al llegar a la sede del Consejo.

"Vamos a abordar nuestro cuarto día de negociaciones tras una noche que concluyó a primera hora de la mañana con las esperanzas posibles de un compromiso. No ha sido acordado nada todavía, por lo que sigo siendo extremadamente prudente", ha subrayado el francés.

En una línea similar, Conte, se ha mostrado "cautelosamente optimista" sobre las posibilidades de un acuerdo en las próximas, tras percibir un "giro" en las conversaciones durante la última madrugada. El italiano, consciente de que la situación es "compleja", ha pedido que no haya "más tergiversación" en las negociaciones.

Por su parte, Sánchez ha confiando en que los jefes de Estado y de Gobierno logren cerrar un acuerdo de "envergadura" sobre el plan de recuperación post-Covid porque, ha opinado, ello va a "sentar muy bien" tanto a los mercados como a la ciudadanía.

"Tenemos que dar una respuesta que dé certidumbre, que dé tranquilidad, sosiego y serenidad tanto a empresas y trabajadores como al conjunto de la ciudadanía para poder afrontar con todas las garantías de la pandemia", ha considerado.

LUCHA ENTRE NORTE Y SUR

Los líderes están peleando por un acuerdo final que sea lo más ambicioso posible y que mantenga los 750.00 millones que propuso originalmente la Comisión Europea. También desean que las subvenciones no reembolsables tengan un peso importante dentro del fondo, para que el impacto macroecnómico sea mayor.

Los llamados 'frugales' parecen ahora aceptar una cifra de transferencias directas superior a los 350.000 millones que plantearon ayer, pero a costa de que mayores reducciones de sus aportaciones anuales al presupuesto comunitario.

El primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte, que está manteniendo la posición más dura en la negociación, ha afirmado que se han conseguido progresar. "Parece más esperanzador que anoche, cuando pensé que se acababa", ha dicho en declaraciones a la prensa recogidas por la agencia alemana DPA.

Rutte ha asegurado estar "satisfecho" con "los textos que están ahora sobre la mesa" de los líderes, pero ha advertido también de que la negociación "todavía puede ir mal".