Publicado 25/03/2021 23:55CET

Cumbre UE.- La UE se reivindica como potencia exportadora de vacunas pero avisa de que frenará si no hay reciprocidad

HANDOUT - 25 March 2021, Belgium, Brussels: European Council President Charles Michel (R) speaks during a press conferece with European Commission President Ursula von der Leyen after the online EU summit of heads of state and government at the European C
HANDOUT - 25 March 2021, Belgium, Brussels: European Council President Charles Michel (R) speaks during a press conferece with European Commission President Ursula von der Leyen after the online EU summit of heads of state and government at the European C - Dario Pignatelli/European Counci / DPA

BRUSELAS, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea han reivindicado este jueves el papel del bloque como potencia exportadora de vacunas contra la Covid-19, pero también han advertido de que podría cambiar de actitud para garantizar el suministro de dosis a sus ciudadanos si no hay reciprocidad desde otras partes del mundo o si las compañías farmacéuticas no cumplen lo acordado.

"Hay un consenso muy amplio entre los Estados miembros en que queremos garantizar la cadena de suministro y una economía abierta, pero al mismo tiempo queremos más transparencia y asegurar que se cumplen los contratos", ha explicado en una rueda de prensa el presidente del Consejo europeo, Charles Michel.

A su lado, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha subrayado que la UE "es una de las regiones más abiertas con respecto a vacunas y productos farmacéuticos" y ha invitado a "otros" a "unirse a esta apertura" porque "las cadenas de suministro deben permanecer intactas".

Tanto el belga como la alemana se han referido de forma específica a AstraZeneca, un laboratorio que plantea "dudas serias" a la UE porque sólo repartirá unos 100 millones de dosis a los socios comunitarios, un tercio de lo que había prometido. "Está claro que la compañía primero tiene que ponerse al día, cumplir el acuerdo antes de exportar vacunas de nuevo", ha dicho Von der Leyen.

El conflicto abierto entre Bruselas y la farmacéutica anglosueca ha tensado las relaciones con Londres durante las últimas semanas, puesto que la UE reclama dosis producidas en suelo británico para compensar los problemas de producción.

En un primer momento, Michel también apuntó a Estados Unidos, pero el belga ha destacado tras la conversación de este jueves el entendimiento y la voluntad de cooperar en la lucha contra la pandemia con el presidente estadounidense, Joe Biden, quien ha participado brevemente en la reunión telemática de los líderes.

VIGILANCIA DE LAS EXPORTACIONES

El malestar de la Unión Europea por ver que no se correspondía desde el exterior con la misma generosidad en el flujo comercial de vacunas comenzó semanas atrás y por eso el bloque puso en marcha mecanismo de control para impedir la salida de vacunas si su fabricante estaba incumpliendo los compromisos de reparto firmados con los Veintisiete.

El Ejecutivo comunitario ha hecho públicas las cifras más actualizadas sobre las exportaciones de vacunas que ha autorizado: desde diciembre han salido del bloque 77 millones de dosis a terceros países, casi tantas como las que han sido repartidas a los Estados miembros (88 millones de dosis). De todas las exportadas, 21 millones se dirigieron a Reino Unido y un millón de ellas eran de AstraZeneca.

Bruselas fue un paso más allá esta semana al proponer y adoptar por el procedimiento de urgencia una modificación de este instrumento para reforzar sus poderes y prohibir también cargamentos de farmacéuticas cumplidoras si su envío tiene por destino países que la UE considere no respetan los principios de "reciprocidad y proporcionalidad".

Las capitales asistieron con ciertas dudas al anuncio del mecanismo por el temor de sus efectos en otros flujos comerciales, pero en su discusión de este jueves los líderes han mostrado mayoritariamente una posición favorable a reforzar el mecanismo y elevar así la presión sobre países como Reino Unido, aunque fuentes europeas señalan que también han pedido cautela a la hora de usar esta opción.

Otro aspecto que han debatido los jefes de Estado y de Gobierno es el reparto de las vacunas dentro de la UE, después de que algunos líderes, en especial el austriaco Sebastian Kurz, se quejaran de que a algunos socios están llegando muchos más viales que a otros.

Esta discusión se ha saldado con un compromiso en el texto pactado por los Veintisiete en el que encargan a sus embajadores ante la UE encontrar una forma "solidaria" de repartir los 10 millones de dosis que Pfizer y BioNTech han adelantado del tercer al segundo trimestre.

SITUACIÓN "GRAVE"

En sus conclusiones tras la cumbre, los líderes se han mostrado conscientes de que la situación epidemiológica sigue siendo "grave" por lo que son partidarios de mantener las restricciones a la movilidad, "incluidas sobre los viajes no esenciales", aunque protegiendo la libre circulación de bienes y servicios, por ejemplo con corredores verdes.

Con todo, apuntan sin una fecha clara la preparación del levantamiento progresivo de las medidas cuando la situación epidemiológica mejore y lo permita, por lo que se trabajará de manera "urgente" en los aspectos "legales y técnicos" de certificados digitales interoperables.

En este sentido, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido que se adopte con urgencia el certificado digital verde propuesto por Bruselas para reactivar el turismo este verano con viajeros inmunizados o con PCR negativa, según ha informado el Gobierno en un comunicado.

Contador