Publicado 10/02/2021 18:23CET

Cvirus.- La agencia del medicamento le pide a Bolsonaro vetar el texto de ley sobre el uso de emergencia de la vacuna

Una mujer recibe la vacuna china contra el coronavirus en un centro de salud de Sao Paulo, Brasil.
Una mujer recibe la vacuna china contra el coronavirus en un centro de salud de Sao Paulo, Brasil. - RAHEL PATRASSO / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

El director de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), Antonio Barra Torres, ha confirmado este miércoles que ha solicitado al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que vete parte de la propuesta provisional aprobada por el Congreso en el que se otorga un plazo de hasta cinco días para que este organismo apruebe el uso de emergencia de las vacunas contra el coronavirus.

Torres ha mantenido este miércoles un encuentro con Bolsonaro en el Palacio de Planalto, tal y como detalla la prensa brasileña, después de recibir una invitación del presidente para conocer de primera mano, ha dicho el director de Anvisa, cuáles son las valoraciones y las propuestas de la agencia.

Así, Torres, quien tras el encuentro se ha parado a responder las preguntas de los periodistas, ha salido satisfecho de su conversación con Bolsonaro pues ha mostrado "señales muy positivas" en relación a "un posible veto".

"El mandatario reiteró una vez más lo que siempre ha venido diciendo a la prensa, que el Ministerio de Salud, por lo tanto, el Gobierno, solo adquirirá e incorporará al Plan Nacional de Inmunizaciones las vacunas analizadas y aprobadas por Anvisa", ha dicho Torres.

Palabras que entiende, ha dicho, "como una señal muy positiva de un posible veto", puesto que, tal y como señalado anteriormente en una entrevista para Globo, el texto aprobado por el Congreso supone una "amenaza a la soberanía nacional en lo que respecta a aspectos sanitarios".

"Lo que protege al ciudadano brasileño es un escudo llamado Anvisa. Este escudo se está quitando de las manos de los funcionarios y creando inseguridad sanitaria", ya que el texto, detalle, "contempla una sola posibilidad, conceder la autorización".

La propuesta fue aprobada por ambas cámaras del Congreso y solo necesita ahora la sanción del presidente Bolsonaro para salir adelante. En caso de veto, el texto deberá ser revisado y nuevamente objeto de debate tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados.

El texto, que se centra más en cuestiones de autorización de las vacunas más que en su análisis, contempla la validación de Anvisa si previamente ha sido avalada por alguna de otras nueve agencias reguladoras, entre ellas la Administración de Alimentos y Drogas de Estados Unidos (FDA), o la Agencia Europea de Medicamentos de la UE (EMA), así como sus homólogas japonesa, surcoreana, canadiense, china, rusa, argentina y británica.

La legislación actual otorga a Anvisa un plazo de diez días para analizar cualquier solicitud para el uso de emergencia de una vacuna en Brasil, en donde ya ha sido autorizado la utilización de la de Oxford y la de a empresa china Sinovac.

Este martes Anvisa también comunicó que no exigirá un registro de uso de emergencia de las vacunas del programa Covax Facility de la Organización Mundial de la Salud (OMS) puesto que, entre otras cosas, porque la agencia participa en el consorcio que analiza su viabilidad.

Mientras todo esto sucede, Brasil se acerca a los 9,6 millones de casos acumulados de coronavirus, de los cuales 8,5 millones corresponden a pacientes que han superado la enfermedad, mientras que 233.520 son personas fallecidas.