Publicado 04/06/2021 19:44CET

Cvirus.- Bélgica permitirá bares y restaurantes en el interior y desde julio relajará medidas para viajeros vacunados

24 May 2021, Belgium, Brussels: Belgian Prime Minister Alexander De Croo speaks to media upon his arrival to attend a special EU summit. Photo: Pool Philip Reynaerts/BELGA/dpa
24 May 2021, Belgium, Brussels: Belgian Prime Minister Alexander De Croo speaks to media upon his arrival to attend a special EU summit. Photo: Pool Philip Reynaerts/BELGA/dpa - Pool Philip Reynaerts/BELGA/dpa

BRUSELAS, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades belgas han anunciado este viernes que permitirán a partir del 9 de junio la actividad en interior para bares y restaurantes, además de cara al verano, el país empezará a relajar medidas para viajeros ya vacunados contra el coronavirus.

Después de la reunión del Comité de Concertación, el primer ministro belga, Alexander De Croo, ha informado de la reapertura total de la restauración, que desde el 8 de mayo tenía limitada su actividad a las terrazas exteriores.

Desde el miércoles, los establecimientos belgas verán ampliado su horario de apertura, hasta las 23.30 horas y podrán servir en espacios interiores. Esto supondrá la reapertura para muchos bares y restaurantes que llevan clausurados desde el pasado octubre, cuando el Gobierno aplicó un estricto régimen para la hostelería a la vista de la expansión del virus.

MEDIDAS PARA VIAJES

Con la vista puesta en la temporada de verano, Bélgica plantea relajar algunas medidas para viajeros que estén ya vacunados. A partir del 1 de julio, las personas que regresen de una zona verde o amarilla no tendrán que presentar un test PCR, ni guardar cuarentena a su llegada.

En el caso de volver de una zona roja, las personas vacunadas o que puedan demostrar su inmunización quedarán exentos de hacer cuarentena, mientras que personas que entren en el país con una PCR negativa realizada en las últimas 72 horas tampoco deberán realizar cuarentena.

En el caso de los mayores de 16 se pedirá un test PCR, que para niños de entre 6 y 12 años puede ser de saliva. Los menores de 6 años no tendrán que presentar ninguna prueba.

Estas normas se aplicarán del mismo modo para los no residentes, a excepción de la prueba PCR que se exigirá a los mayores de 6 años.

Para aquellos que regresen de territorios con variantes del virus, las reglas se endurecen. Los residentes deberán guardar 10 días de cuarentena obligatoria y presentar dos test en la semana de su llegada, mientras que para los no residentes quedará prohibida su entrada en el país salvo para viajes esenciales.

Para cubrir el coste de las pruebas PCR de personas que no hayan sido vacunadas, Bélgica subvencionará con 55 euros a cada persona. Esta medida está pensada para jóvenes de 6 a 17 años, así como personas que no han recibido la vacuna o aquellos que se encuentren en lista de espera.

Contador