Publicado 22/11/2021 14:28CET

Cvirus.- Bruselas entiende el "cansancio" de la población pero llama a la calma y a cumplir restricciones tras protestas

19 November 2021, Netherlands, Rotterdam: A scooter was set on fire during a protest against the 2G policy at the Coolsingel. Violent riots broke out in the Dutch port city of Rotterdam during a demonstration by hundreds of people against stricter anti-co
19 November 2021, Netherlands, Rotterdam: A scooter was set on fire during a protest against the 2G policy at the Coolsingel. Violent riots broke out in the Dutch port city of Rotterdam during a demonstration by hundreds of people against stricter anti-co - Killian Lindenburg/ANP/dpa

BRUSELAS, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha dicho este lunes que comprende el "cansancio" que puedan sentir los ciudadanos después de casi dos años de restricciones por la pandemia de coronavirus, pero ha llamado a la calma tras los disturbios registrados durante el fin de semana durante las protestas en varias ciudades europeas contra el nuevo endurecimiento de las medidas anti COVID-19.

"Entendemos que a nivel personal las personas pueden estar cansadas de las restricciones pero es importante a nivel comunitario permanecer unidos y seguirlas porque esa es la salida de la pandemia", ha expresado la portavoz de la Comisión Europea Dana Spinant, en una rueda de prensa en Bruselas al ser preguntada por los incidentes del fin de semana.

La portavoz ha señalado que la posición del Ejecutivo comunitario y de su presidenta, Ursula von der Leyen, es la de defender el "derecho a organizar o participar en manifestaciones pacíficas" como parte de los valores fundamentales de la Unión Europea, pero también dejar claro que "la violencia no cabe en nuestra sociedad".

En todo caso, la Comisión insiste en la importancia de seguir avanzando en el nivel de vacunación en toda la Unión Europea, no relajar las medidas de prevención como la distancia social o el uso de mascarilla y ha adelantado, sin más detalles, que prepara para "los próximos días" una revisión de sus recomendaciones sobre la libre circulación dentro de la UE durante la pandemia.

Las protestas contra el endurecimiento de las restricciones en varios Estados miembro durante el fin de semana derivaron en serios disturbios en varios de ellos, como en Países Bajos en donde han sido detenidos al menos 145 personas en tres días y el viernes la Policía llegó a disparar contra manifestantes en Rotterdam, hiriendo a varios de ellos.

En Bélgica se manifestaron también el domingo cerca de 35.000 personas contra las medidas COVID-19 y la protesta acabó con varios agentes de Policía y manifestantes heridos y un total de 45 arrestos.

En este contexto, la Comisión Europea advierte de que no tiene competencias para valorar si la respuesta de las autoridades fue adecuada y proporcionada por lo que evita comentar el uso de munición en Rotterdam, por ejemplo, y apunta a los Tribunales nacionales como los responsables para evaluar esos incidentes.

En todo caso, el Ejecutivo comunitario insiste en que todo europeo tiene derecho a manifestarse "pacíficamente" pero apela a la calma y recalca la importancia de seguir respetando las restricciones para afrontar el repunte de la pandemia.

Ante el incremento de contagios en la Unión Europea, Bruselas también ha apelado al compromiso de todos para seguir respetando escrupulosamente las "medidas no farmacéuticas", en referencia al uso de la mascarilla y al respeto de la distancia física para reducir el riesgo de contagios.

Así ha recordado que una parte importante de la población europea está vacunada --"dos tercios, si se tiene en cuenta a toda la población, incluidos menores"-- pero que las tasas de vacunación son muy distintas entre países y aún queda un tercio de los europeos a los que no se ha inoculado ninguno de los sueros contra el coronavirus.

Por eso, Bruselas insiste en que la vacuna es la medida más eficaz contra el avance de la pandemia y recalca que pese al aumento en el número de contagios, la vacunación ha demostrado "con cifras" su eficacia para reducir el número de hospitalizaciones y la tasa de mortalidad por la COVID-19 en la UE.

Contador