Publicado 05/05/2021 21:55CET

Cvirus.- Dimite el vicepresidente del Parlamento eslovaco al ser sorprendido saliendo de un bar en el toque de queda

MADRID, 5 May. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente del Parlamento de Eslovaquia, Juraj Seliga, y la diputada del gobernante partido conservador Por el Pueblo, Jana Zitnanska, han presentado este miércoles su dimisión después de que fueran sorprendidos saliendo de un bar de la capital, Bratislava, saltándose el toque de queda impuesto, dentro de la batería de medidas contra la pandemia.

Seliga y Zitnanska, al frente de la Comisión de Asuntos Sociales, mantuvieron una reunión la noche del martes con el presidente de la Región Autónoma de Bratislava, Juraj Droba, informa el diario local 'Plus7dni'.

De acuerdo con las imágenes y la información que ha publicado el periódico eslovaco Seliga presentaba síntomas de estar ebrio cuando se dirigía para casa.

"Seré honesto. Lo hacemos la mayoría de los días hasta altas horas de la noche. La reunión entre el vicepresidente del Parlamento y el jefe de la Comisión de Asuntos Sociales me parecía lógico. Por supuesto, no logramos terminar a las 21.00, así que nos quedamos aún más y debatimos más", ha querido explicar Droba.

"Me gustaría disculparme por dar mal ejemplo", ha manifestado este miércoles Seliga durante la presentación de su renuncia, durante la cual ha reconocido que erró al mantener dicho encuentro en un bar y no es un despacho, ha informado el diario 'The Slovak Spectator'.

Seliga, miembro del Parlamento desde 2020, se dio a conocer como líder del movimiento 'Por una Eslovaquia decente', surgido tras el asesinato del periodista de investigación Jan Kuciak y su prometida, Martina Kusnirova, en febrero de 2018, por la publicación de una serie de casos de corrupción cometidos por el importante empresario eslovaco, Marian Kocner.

Por su parte, Zitnanska ejerció entre 204 y 2019 como eurodiputada de los Conservadores y Reformistas Europeos, antes de fundar Por el Pueblo junto al expresidente eslovaco Andrej Kiska.