Publicado 18/02/2021 23:00CET

Cvirus.- El Gobierno checo reconoce que las medidas fronterizas con Alemania por la COVID-19 están lejos de relajarse

15 February 2021, Saxony, Bad Gottleuba: Trucks are jammed on the Autobahn 17 in the direction of Dresden as German police officers check entrants near the border crossing with the Czech Republic. The German entry rules at the borders with the Czech Repub
15 February 2021, Saxony, Bad Gottleuba: Trucks are jammed on the Autobahn 17 in the direction of Dresden as German police officers check entrants near the border crossing with the Czech Republic. The German entry rules at the borders with the Czech Repub - Robert Michael/dpa-Zentralbild/d

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores de República Checa, Tomas Petricek, ha reconocido este jueves que no habrá un "cambio radical en un futuro cercano" para flexibilizar las medidas estrictas impuestas por Alemania en la frontera debido a la crisis del coronavirus.

Petricek ha trasladado parte de la conversación por videoconferencia que ha mantenido con a su homólogo alemán, Heiko Maas, y en la que también han estado presentes los titulares de Exteriores de Austria y Eslovaquia, quienes también le abordaron por la misma cuestión.

"Desafortunadamente, no esperamos ningún cambio radical en un futuro cercano. Esa es una estimación realista, no quiero prometer lo irrealizable. Heiko Maas ha reiterado que la flexibilización dependerá de la situación en nuestro país", la cual, ha reconocido en Twitter, "no está mejorando".

Recientemente, el Gobierno de Alemania catalogó a República Checa como área de alto riesgo para las variantes del coronavirus, imponiendo nuevos controles estrictos en la frontera.

Esta semana se han visto escenas de desconcierto y enfado en las autopistas checas que conectan ambos países, cuando los transportistas que intentaban ingresar a territorio alemán desconocían que debían previamente registrarse y mostrar en la frontera una prueba negativa de coronavirus que no excediera las 48 horas.

Como consecuencia las autoridades checas han impuesto controles de tráfico a lo largo de la frontera con Eslovaquia para evitar más atascos de tráfico una vez que los camiones que transitan por la República Checa lleguen a Alemania.

La República Checa ha confirmado hasta el momento más de 1,12 millones de casos de coronavirus y cerca de 18.750 fallecidos a causa de la enfermedad.