Publicado 19/04/2021 11:52CET

Cvirus.- El jefe de la comisión que investiga la pandemia en Brasil dice que "no se hizo nada para frenar al virus"

Archivo - La "gripecita" a la que se refiere Jair Bolsonaro ha dejado hasta el momento casi 149.000 fallecidos en Brasil
Archivo - La "gripecita" a la que se refiere Jair Bolsonaro ha dejado hasta el momento casi 149.000 fallecidos en Brasil - FÁBIO VIEIRA/FOTORUA / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

El futuro presidente de la Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI), Omar Aziz, ha cuestionado con dureza la labor del Gobierno de Jair Bolsonaro durante la crisis sanitaria provocada por la pandemia y ha asegurado que "Brasil no hizo absolutamente nada para impedir la entrada del virus", aun sabiendo que iba a llegar.

En una entrevista para la cadena Globo, Aziz ha advertido este domingo de que "no hay la menor posibilidad" de que el CPI entre en "negociaciones" con el Gobierno, mientras hay personas que siguen muriéndose por falta de oxígeno en su estado natal, Amazonas, una de las regiones más golpeadas por la pandemia.

En ese sentido, Aziz ha remarcado que "no puede hacer como si no hubiera pasado nada" y ha apuntado que Brasil, cuya población representa en torno al 2,4 por ciento a nivel mundial, tiene ya el 26 por ciento de los fallecidos. "En una semana vamos a alcanzar más de 400.000 muertos", ha aventurado.

"En octubre de 2019, todos los científicos, las personas que trabajaban en el Ministerio de Salud ya sabían que la pandemia iba a llegar al país", pero "Brasil no hizo absolutamente nada para impedir la entrada del virus".

Aziz, bajo sospecha al conocerse que cuenta con el visto bueno del Palacio de Planalto para presidir la comisión, ha defendido su independencia y ha avanzado que sus acciones dejarán patente que nada le podrá hacer "cambiar ni un centímetro" el sentido de sus investigaciones.

"No queremos crucificar a nadie de manera anticipada y sin investigar los datos", aunque se pregunta "por qué no hubo oxígeno para el pueblo de Amazonas", o "por qué no se hicieron acuerdo para comprar la vacuna".

"Tenemos relaciones comerciales con el mundo entero, Brasil no tiene enemigos, pero tenemos dificultades para traer la materia prima para producir las vacunas. He perdido un hermano hace cuarenta días, pero no culpo a nadie, porque esa enfermedad es fatal para cualquier persona. No puedo decir que el presidente fue el responsable de la muerte de mi hermano, que el gobernador hizo esto, sólo quiero que se salven más vidas", ha explicado.

Entre las primeras acciones que el CPI llevará a cabo una vez se hagan oficiales los nombramientos en la próxima semana, será tomar declaración a los actuales integrantes del Gobierno de Brasil, así como a los anteriores ministros de Exteriores, Ernesto Araujo, y los tres que ocuparon la cartera de Salud, Eduardo Pazuello, Nelson Teich y Luiz Henrique Mandetta.

Aziz ha confirmado que nombrará como relator de la comisión al senador Renan Calheiros, cuya presencia en el CPI no ha gustado nada en Planalto. "Es un despropósito inusitado", como él mismo ha calificado la actitud del Gobierno hacia su futuro nombramiento.

"Sinceramente no sé por qué pasa eso. Soy un parlamentario con amplia experiencia, no llegué ahora, no quiero hacer fama en el CPI", ha señalado Calheiros durante la entrevista.

"Lo vamos a hacer con absoluta responsabilidad. El presidente no tiene por qué estar preocupado. No vamos a hacer nada contra él, solo recopilar y valorar los datos. El CPI no puede castigar, pero sí investigar y responsabilizar", ha apuntado.

Mientras tanto, Brasil sigue registrando cifras diarias de récord, con cerca de 43.000 casos en las últimas 24 horas, por lo que roza ya los 14 millones de contagios. En cuanto a los fallecidos, los 1.657 de este domingo, ascienden el total a 373.335.

Contador