Publicado 24/02/2021 19:54CET

Cvirus.- Los líderes de la UE tratan este jueves los retrasos en las vacunas entre debates sobre si reactivar el turismo

Archivo - Banderas de la UE junto a la Comisión Europea
Archivo - Banderas de la UE junto a la Comisión Europea - ZHANG CHENG / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

BRUSELAS, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea se reúnen este jueves por videoconferencia para abordar de nuevo los problemas surgidos con las vacunas contra la Covid-19, por los retrasos en las entregas anunciados por algunas farmacéuticas, mientras algunas capitales piden avanzar en el desarrollo de medidas para reactivar el turismo en los próximos meses a través de certificados de vacunación.

Aunque el encuentro telemático continuará también el viernes, con una sesión dedicada a seguridad y defensa y a la relación de la UE con sus vecinos del sur, la primera jornada servirá para que los líderes europeos abordar varios aspectos de la gestión de la pandemia.

La prioridad es acelerar la campaña de vacunación en todos los Estados miembros tras unas primeras semanas marcadas por unas entregas limitadas y los problemas de producción que han experimentado las tres compañías cuyas vacunas han sido aprobadas por las autoridades comunitarias.

Preocupa especialmente el caso de AstraZeneca, que todavía no puede garantizar que habrá entregado para junio las 300 millones de dosis que la UE se reservó o necesitará más tiempo para lograrlo. A los problemas registrados durante el primer trimestre, que obligaron a la compañía a reducir a la mitad sus entregas, se suman nuevos retrasos entre abril y junio.

El propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha firmado una carta con los primeros ministros de Bélgica, Dinamarca, Lituania y Polonia en la que piden discutir "abiertamente" durante la cumbre el modo de asegurar fondos para reforzar la producción de vacunas dentro de la UE para hacer frente a los problemas de suministro.

La UE, con todo, sigue confiando en que el segundo trimestre del año sea el momento en que el bloque pueda acelerar el proceso, gracias al mayor suministro por parte de Pfizer y Moderna y la posible llegada de la vacuna de Janssen.

Además, a este asunto se ha sumado el deseo de algunos países de avanzar en el reconocimiento de un pasaporte de vacunación que, además de ser un certificado médico, pueda servir para facilitar el turismo de cara a la campaña de verano. Grecia y España son los países que más defienden esta herramienta, que no obstante genera dudas en muchas otras capitales, como París o Berlín.

"Es un debate un poco prematuro", ha señalado un alto funcionario europeo, quien ha destacado que la intención es dar la señal de que se está trabajando en esta posibilidad, pero que todavía es necesario resolver "cuestiones técnicas".

Así, mientras los países más dependientes del turismo como España prefieren que la UE avance en el diseño de este certificado, otras fuentes opinan que debe esperar hasta tener más certidumbre sobre los efectos de las vacunas y su capacidad para frenar la transmisión del virus. "Necesitamos más tiempo para llegar a una línea común", apuntan.

Un tercer ángulo que abordarán los líderes con respecto a la gestión de la pandemia será la coordinación de las restricciones de los viajes no esenciales, después de que países como Alemania o Bélgica hayan adoptado medidas que han generado dudas sobre su adecuación a lo pactado en cumbres anteriores.

SEGURIDAD Y DEFENSA

En la jornada del viernes los líderes de la UE tratarán la seguridad y defensa en el continente, un debate que arrancará con un intercambio con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg. Sobre la mesa estará la necesidad de cooperar más y mejor entre ambos organismos, más en un momento en el que la UE se ha propuesto revitalizar las relaciones con Estados Unidos.

A continuación los jefes de Estado y de Gobierno escucharán la posición del Alto Representante para Política Exterior, Josep Borrell, sobre cómo enfocar una mayor autonomía de la UE en el ámbito exterior y debatirán sobre la brújula estratégica, el plan de futuro con el que los Veintisiete quieren llegar a un entendimiento común en el campo de la Defensa con la idea de superar las diferencias históricas entre socios.

La cumbre la cerrará el debate sobre Vecindad Sur, en particular cómo los Veintisiete renuevan la alianza con los países mediterráneos cuando se cumplen 25 años de la Declaración de Barcelona. Se espera que los líderes manden un mensaje centrado en la recuperación tras la pandemia y en el reparto de vacunas con los países de la zona.