Publicado 12/07/2021 21:36CET

Cvirus.- Macron aboga por un "verano de vigilancia" y anuncia un plan para administrar una tercera dosis en septiembre

30 June 2021, France, Paris: French President Emmanuel Macron attends the opening session of the Generation Equality Forum, a global gathering for gender equality convened by UN Women and co-hosted by the governments of Mexico and France in partnership wi
30 June 2021, France, Paris: French President Emmanuel Macron attends the opening session of the Generation Equality Forum, a global gathering for gender equality convened by UN Women and co-hosted by the governments of Mexico and France in partnership wi - Sadak Souici/Le Pictorium Agency / DPA

MADRID, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha abogado este lunes por un "verano de vigilancia", mientras que ha hecho un llamamiento a los ciudadanos franceses para que se vacunen, tras asegurarles a los que primero recibieron las dosis que en septiembre podrán contar con una tercera inyección.

En un discurso dirigido a la nación, el octavo desde el inicio de la pandemia, Macron ha pedido a la población inocularse para "bloquear el virus y continuar reviviendo nuestra economía". "El verano de movilización para la vacunación también será un verano de recuperación", ha defendido, para explicar que el plan de recuperación se está implementando "a un ritmo sostenido".

"Necesitamos hacer más, porque cuanto antes cumplamos con el paquete de estímulo, más fuerte será nuestra recuperación", ha recordado, recoge 'Le Monde'.

También se ha referido a la donación de vacunas, para indicar que ayudarán a producir y darán "aún más a los países más pobres, en particular en los Balcanes, África, el Cercano y Medio Oriente". Se ha referido especialmente a Túnez, "gravemente afectado".

Macron ha confirmado la propagación de la variante delta del virus, que amenaza con "dificultades", y "mientras el virus circule, nos enfrentaremos a este tipo de situaciones". Por eso, ha abogado por "poner restricciones a los no vacunados, en lugar de a todos. "Reconocer la buena ciudadanía", ha defendido.

En esta línea, el "pase COVID", además, se extenderá "a principios de agosto" a cafés, restaurantes, centros comerciales, así como medios de transporte y establecimientos médicos, mientras que a partir del 21 de julio este pase se podrá tilizar en "lugares de ocio y cultura", donde se podrán reunir más de 50 personas.

También ha anunciado que convocará una sesión extraordinaria del Parlamento a partir del próximo 21 de julio para aprobar estas disposiciones, según ha explicado el presidente.

En referencia a la vacunación, ha indicado que en septiembre, "coincidiendo con la vuelta a clases", arrancará una campaña de refuerzo para aquellas personas que recibieron la primera dosis y que, por tanto, habrán visto reducido su nivel de anticuerpos. Asimismo, ha anunciado que será obligatorio vacunarse para todo el personal sanitario o en contacto con grupos vulnerables, y a partir de septiembre se empezará a llevar a cabo controles y se sancionará a quien no cumpla la directriz.

Por último, ha indicado que a partir de esta semana se reforzarán los controles para la entrada de viajeros procedentes de naciones consideradas de "riesgo" por Francia, que tendrán que someterse a una cuarentena obligatoria si no están vacunados.

Las últimas cifras de coronavirus actualizadas por las autoridades sanitarias francesas reflejan que 5.813.899 personas se han contagiado de COVID-19 en el país, que acumula 111.382 muertes por la enfermedad.

Contador