Publicado 10/02/2021 11:30CET

Cvirus.- Von der Leyen dice que se subestimó la dificultad de producir vacunas pero que la estrategia fue la "correcta"

HANDOUT - 10 February 2021, Belgium, Brussels: European Commission President Ursula von der Leyen speaks during a plenary debate on the united EU approach to coronavirus (COVID-19) vaccinations at the European Parliament. Photo: Etienne Ansotte/European C
HANDOUT - 10 February 2021, Belgium, Brussels: European Commission President Ursula von der Leyen speaks during a plenary debate on the united EU approach to coronavirus (COVID-19) vaccinations at the European Parliament. Photo: Etienne Ansotte/European C - Etienne Ansotte/European Commiss / DPA

BRUSELAS, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha asumido este martes algunos "errores" en la gestión de la compra conjunta de vacunas para la Unión Europea, como "subestimar" la dificultad de la producción de la industria, pero ha insistido en que la estrategia diseñada desde sus servicios fue la "correcta" porque asegura un reparto justo y equilibrado entre los Veintisiete.

"Es un hecho que aún no estamos donde queremos estar en la lucha contra el virus. Llegamos tarde a la autorización. Fuimos demasiado optimistas sobre la producción en masa", ha concedido Von der Leyen en un debate ante el pleno del Parlamento europeo para rendir cuentas públicamente tras las duras críticas recibidas por el fiasco del retraso en el suministro de dosis negociadas con AstraZeneca.

Pese a todo, la jefa del Ejecutivo comunitaria se ha mostrado "convencida" de que la estrategia de negociar de manera conjunta la compra de vacunas fue "la correcta", al tiempo que ha asegurado que de lo contrario los Estados miembros hubieran entrado en una carrera por la que unos tendrían vacunas y otros se hubieran quedado "con las manos vacías".

"No quiero ni imaginarlo (...). Hubiera sido una insensatez, el final de nuestra comunidad", ha aseverado la política alemana durante una intervención inicial que ha aprovechado para ofrecer a los eurodiputados la creación de un "grupo de contacto" con la Eurocámara para una comunicación más fluida sobre la pandemia, tras las críticas recibidas por la falta de transparencia y por aceptar cláusulas de confidencialidad muy estrictas de las farmacéuticas.

Von der Leyen también ha dicho que habrá una "nueva red de ensayos clínicos" para ayudar a agilizar el intercambio de información con la Agencia Europea del Medicamento y que la comisaria de Salud, Stella Kyriakides, trabajará con la agencia europea en un nuevo marco regulatorio que permita examinar las nuevas vacunas "tan rápido como sea posible".

Pese a asumir que los procesos de autorización llevaron más tiempo que en otros países, Von der Leyen ha defendido el sistema como el más garantista para asegurar que las vacunas puestas en el mercado son "seguras y eficaces", algo fundamental para afianzar la credibilidad de las campañas en el conjunto de la UE.

Además, se ha mostrado convencida de que, pese a los retrasos de las farmacéuticas en el suministro de las dosis comprometidas para el primer trimestre de este año, la Unión Europea será capaz de lograr el objetivo de vacunar al menos al 70% de su población adulta total a más tardar a finales de verano.

En este contexto, Von der Leyen ha subrayado que en esta pandemia "la ciencia ha ido más rápido que la industria", lo que ha permitido obtener vacunas eficaces en apenas diez meses cuando el proceso habitual lleva una década, pero ha provocado también que las plantas de los laboratorios no tuvieran la capacidad necesaria para responder a la demanda de inmediato.

Por ello, ha añadido, el comisario de industria, Thierry Breton, trabajará también en un grupo de trabajo específico para ayudar a la industria a reforzar sus medios y aumentar significativamente su capacidad de producción en Europa, para garantizar que en los próximos meses las farmacéuticas son capaces de cumplir sus compromisos y también de adaptar sus fórmulas a eventuales nuevas mutaciones.

"De manera global subestimamos las dificultades de la producción en masa", ha insistido, para después explicar que el proceso de una nueva vacuna es "muy complejo" y advertir de que "simplemente es imposible poner en pie una nueva planta de producción de la noche a la mañana".