Publicado 07/09/2021 07:22CET

DDHH.- ACNUR alerta de que dos tercios de los jóvenes refugiados pueden no llegar nunca a la escuela secundaria

16 August 2021, Palestinian Territories, Nuseirat: Palestinian students walk to their schools in the Nuseirat refugee camp, central Gaza Strip, at the beginning of the new school year, amid the outbreak of the coronavirus (COVID-19). Photo: Atia Darwish/A
16 August 2021, Palestinian Territories, Nuseirat: Palestinian students walk to their schools in the Nuseirat refugee camp, central Gaza Strip, at the beginning of the new school year, amid the outbreak of the coronavirus (COVID-19). Photo: Atia Darwish/A - Atia Darwish/APA Images via ZUMA / DPA

MADRID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha alertado este martes de que la brecha educativa es crítica entre la población refugiada y ha adelantado que es posible que dos tercios de sus jóvenes nunca lleguen a recibir educación secundaria.

Según los datos recopilados por ACNUR en 40 países, la tasa de matriculación en el curso 2019-2020 entre refugiados estudiantes de secundaria era del 34 por ciento, mientras que en casi todos los países, la cifra es inferior a la de los niños de la comunidad de acogida.

Por ello, ACNUR solicita a la comunidad internacional un esfuerzo adicional para garantizar que estos jóvenes pueda acceder no solo a la educación secundaria, sino también a la universitaria, pues los niveles de matriculación "siguen siendo críticamente bajos".

"Los recientes avances en la matriculación escolar de niños y jóvenes refugiados están ahora amenazados. Enfrentarse a este desafío requiere un esfuerzo masivo y coordinado, y es una tarea que no podemos permitirnos eludir", ha subrayado el director del ACNUR, Filippo Grandi.

"La escuela secundaria debe ser una etapa de crecimiento, desarrollo y oportunidades. Aumenta las perspectivas laborales, la salud, la independencia y el liderazgo de los jóvenes vulnerables, y es menos probable que se vean presionados a someterse al trabajo infantil", explica ACNUR.

Las demandas de esta oficina de Naciones Unidas forman parte de su reciente informe sobre educación, 'Manteniendo el rumbo: los desafíos que enfrenta la educación de los refugiados', en el que se relatan las historias de algunos de estos jóvenes "que intentan seguir aprendiendo en una era de trastornos sin precedentes causados por la pandemia de COVID-19".

ACNUR se dirige en especial a todos aquellos estados que acogen a un gran número de personas desplazadas para que garanticen el derecho a la educación de todos los menores de edad, sobre todo aquellos en situación de exclusión social y se aseguren de que formen parte del sistema y los planes de estudio nacionales.

Sin embargo, reconoce que los sistemas educativos de todos estos países con mayor número de personas refugiadas necesitan asistencia para desarrollar en mayor medida su sistema educativo, esto significa más escuelas, materiales de aprendizaje adecuados, inversión en tecnología para acortar la brecha digital y capacitación de sus profesores y profesionales.

ALGUNO DATOS

Naciones Unidas ha mostrado que entre marzo de 2019 y marzo de 2020, la tasa de matriculación en educación primaria entre los menores refugiados es del 68 por ciento, mientras que en educación superior creció hasta superar el 5 por ciento, dos puntos más que el año anterior.

Aunque se trata de una ligera subida, ACNUR destaca que representa "un cambio transformador para miles de refugiados y sus comunidades", pues "es un aumento que también ofrece esperanza y aliento a los refugiados más jóvenes que enfrentan enormes desafíos para acceder a la educación".

Sin embargo, ACNUR apunta que estas cifras no solo siguen siendo bajas en comparación con las cifras mundiales, sino que tampoco suponen un aumento "importante" en relación a los niveles de educación secundaria.

En caso de seguir así, Naciones Unidas alerta de que el objetivo fijado para 2030 de lograr la matriculación en educación secundaria de un 15 por ciento entre los jóvenes desplazados "seguirá fuera del alcance".

Contador