Publicado 20/07/2021 04:57CET

DDHH.- El Gobierno de Hungría niega haber utilizado el software espía israelí Pegasus

Archivo - El ministro de Asuntos Exteriores de Hungría, Péter Szijjártó, durante una rueda de prensa junto a la titular de Exteriores española, en el Palacio de Viana, a 26 de mayo de 2021, en Madrid (España).
Archivo - El ministro de Asuntos Exteriores de Hungría, Péter Szijjártó, durante una rueda de prensa junto a la titular de Exteriores española, en el Palacio de Viana, a 26 de mayo de 2021, en Madrid (España). - Alejandro Martínez Vélez - Europa Press - Archivo

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores de Hungría, Peter Szijjarto, ha negado este lunes haber utilizado el software espía israelí Pegasus para rastrear actividades de periodistas y activistas, oponiéndose así a informaciones que apuntan a que el país ha usado el controvertido programa de vigilancia.

Szijjarto ha manifestado que el director de la agencia de inteligencia húngara IH ha rechazado las informaciones de la utilización de Pegasus, creado por la empresa israelí NSO, por parte del país después de que agencias nacionales hayan sido acusadas de ello.

El jefe de la diplomacia húngara ha manifestado que está dispuesto a declarar ante un panel parlamentario sobre esta cuestión, mientras los miembros de la oposición han exigido una reunión parlamentaria especial sobre el tema, según recoge la agencia de noticias DPA.

Una investigación del diario 'The Washington Post' ha revelado una lista de 50.000 teléfonos de todo el mundo que podrían ser objetivo del software espía Pegasus de la empresa israelí NSO. Entre los usuarios de esos teléfonos hay periodistas, activistas y empresarios, entre otras personalidades.

En el listado de teléfonos espiados con Pegasus presuntamente por gobiernos están, por ejemplo, la esposa y a la prometida del periodista disidente saudí Yamal Jashogi, asesinado en el Consulado saudí en Estambul.

También están periodistas de la CNN, The Associated Press, Voice of America, 'The New York Times', 'The Wall Street Journal', Bloomberg, 'Le Monde', 'Financial Times' o Al Yazira.

La investigación está a cargo del consorcio de medios Forbidden Stories, con sede en París, que asegura que las pruebas han sido obtenidas de los propios teléfonos a través de un análisis forense realizado por el laboratorio de seguridad de Amnistía Internacional

En este sentido, el centro de investigación periodística húngaro Direkt 36 ha apuntado a que entre la lista de teléfonos en los que podría haber entrado el software espía había más de 300 objetivos potenciales de la vigilancia en Hungría y especificó que entre ellos estaría cuatro periodistas, un fotógrafo y varios empresarios y expolíticos.

Direkt36 no formó parte oficialmente del proyecto de colaboración, pero las organizaciones de noticias que sí lo hicieron informaron de hallazgos similares.

El 'Washington Post', por ejemplo, también informó de que "más de 300 números de teléfono húngaros habían sido potencialmente vigilados.

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, se ha enfrentado a críticas internacionales desde que asumió el cargo en 2010 por imponer restricciones a los medios de comunicación, muchas de ellas dirigidas a los medios afines a la oposición.

Contador