Publicado 09/10/2020 12:10CET

DDHH.- La OIM pide medidas "inmediatas" para atender a los 2,75 millones de migrantes bloqueados por la pandemia

DDHH.- La OIM pide medidas "inmediatas" para atender a los 2,75 millones de migr
DDHH.- La OIM pide medidas "inmediatas" para atender a los 2,75 millones de migr - OIM

MADRID, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

Al menos 2,75 millones de migrantes han quedado bloqueados por las restricciones a la movilidad impuestas en estos últimos meses para contener la pandemia de coronavirus, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), que ha reclamado medidas "inmediatas" para responder a sus necesidades.

La OIM ha elaborado su cálculo a partir de los datos recabados en más de un centenar de países y asume que es una "gran subestimación" de la cifra real, habida cuenta de que da por hecho que hay todavía más personas fuera de su país o de su residencia habitual que quieren volver pero no pueden.

Unos 220 países y zonas han impuesto medidas para restringir movimientos --un total de 91.000-- y así contener la expansión del virus. Quienes se han quedado en un limbo, sin poder moverse, quedan expuestos a un mayor riesgo de abusos y explotación, por lo que la OIM ha instado a tener en cuenta la especial vulnerabilidad de este colectivo en los planes de respuesta a la pandemia.

El director general de la organización, António Vitorino, ha recomendado a los distintos gobiernos ponerse en contacto con los países de origen de los migrantes para que "puedan volver a casa de una forma segura y digna". En este sentido, ha advertido de que, sin mecanismos claros, "decenas de miles de migrantes" ha optado por retornos que no hacen sino aumentar los riesgos sanitarios.

Vitorino también ha expresado su preocupación por el "estigma, la discriminación y los ataques xenófobos" sufridos por los migrantes, con las redes sociales como "incubadora y amplificador" de un discurso de odio que el jefe de la OIM ve "profundamente preocupante".

"La violencia que hemos visto contra migrantes y otras personas vulnerables es imperdonable. Es esencial criminalizar las formas extremas de discurso de odio, también la incitación a la discriminación y a la violencia, y hacer que sus responsables rindan cuentas", ha añadido.

Contador