Publicado 17/07/2021 03:51CET

DDHH.- La ONU alerta sobre el 'huracán' de las crisis humanitarias y el aumento de ataques a trabajadores humanitarios

Archivo - Trabajadores humanitarios distribuyendo ayuda de emergencia en la localidad iraquí de Ibrahim Jalil
Archivo - Trabajadores humanitarios distribuyendo ayuda de emergencia en la localidad iraquí de Ibrahim Jalil - OCHA/THEMBA LINDEN - Archivo

MADRID, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

La vicesecretaria general de la ONU, Amina Mohamed, ha alertado sobre el "'huracán' de las crisis humanitarias" y cómo este se ve agravado por una "ola implacable de ataques" contra los trabajadores humanitarios y personal médico.

En una reunión informativa, Mohamed ha tratado las ejecuciones de civiles, los arrestos arbitrarios, detenciones, desplazamientos forzadas y agresiones sexuales a menores que se dan en la región de Tigray, en Etiopía, así como de los "ataques brutales" en Afganistán, Siria y Yemen.

Además, ha catalogado la situación como "aguas inexploradas" debido a la magnitud de las necesidades humanitarias en todo el mundo, mayor que nunca antes, según ha informado Naciones Unidas.

"El secretario general (Antonio Guterres) insta a este Consejo a tomar medidas firmes e inmediatas para apoyar sus numerosas resoluciones sobre la protección de los civiles, el personal humanitario y sanitario y el espacio humanitario", ha aseverado Mohamed a los ministros y embajadores.

Este llamamiento se produce en un momento en que los tiroteos, las agresiones y los secuestros se han multiplicado por diez desde 2001, a la par que es cada vez más complicado proporcionar ayuda humanitaria vital a las personas que lo necesitan.

Además, algunas autoridades han impuesto una serie de restricciones a los movimientos de personal y ayuda humanitaria, como trámites prolongados para la expedición de visados, así como un intenso control en aduanas y retraso en las labores en los puestos de control, así como altos impuestos y tasas sobre los suministros humanitarios.

Y, aunque cada país debe actuar contra el terrorismo en su territorio, Naciones Unidas ha recordad que también tienen la responsabilidad de asegurarse de que sus esfuerzos contra el terrorismo no socaven las operaciones humanitarias.

En este sentido, la ONU ha reivindicado que "la mejor manera de proteger el espacio humanitario es poniendo fin a la violencia y el conflicto", afirmación por la que Guterres ya pidió un alto el fuego global para centrarse en el enemigo común que supone el coronavirus.

También en esta línea, el secretario general ha pedido este jueves un periodo de tregua bélica en los días previos y durante la celebración de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio. "Las personas y las naciones pueden aprovechar este respiro temporal para establecer ceses del fuego duraderos y encontrar caminos hacia una paz sostenible", ha expresado.

Más allá de esto, ha recordado que los Estados miembros y el Consejo de Seguridad tienen "la responsabilidad de hacer todo lo que esté a su alcance" para poner fin a los ataques contra los trabajadores humanitarios y los activos, y buscar la rendición de cuentas por las violaciones graves.

DEFENSA DE LA ACCIÓN HUMANITARIA

En primer lugar, de cara a defender las acciones humanitarias, Mohamed ha resaltado la necesidad de un mayor respeto por el derecho internacional humanitario que no "difumine las líneas divisorias" entre las operaciones militares, los objetivos políticos y los esfuerzos humanitarios.

"Defender los principios de la acción humanitaria (...) es esencial para generar confianza con los grupos armados políticos, militares, de seguridad, no estatales y otros", ha aseverado la vicesecretaria general.

En segundo lugar, "la investigación y la rendición de cuentas" son fundamentales para evitar ataques a los trabajadores humanitarios, lo que, según ella, es "completamente inaceptable y puede constituir crímenes de guerra".

La tercera vía que se debe afrontar pasa por que los gobiernos protejan la capacidad de las organizaciones humanitarias para interactuar y ponerse en contacto con las parte en conflicto, incluidos los grupos armados no estatales, porque cuando las agencias humanitarias se perciben como parte de una agenda política, pone a los trabajadores en peligro y esto "reduce su eficacia".

Por último, Mohamed ha instado al Consejo de Naciones Unidas a que utilice su influencia para detener "de inmediato" los ataques contra escuelas y hospitales.

"La investigación y la rendición de cuentas" son fundamentales para evitar ataques a los trabajadores humanitarios, algo que para Mohamed es "completamente inaceptable" y podría ser constitutivo de crímenes de guerra.

Contador