El debate sobre el aborto divide al partido de López Obrador

Abortion rights activists take part in a demonstration in support of legal and s
REUTERS / EDGARD GARRIDO
Publicado 09/10/2018 15:04:48CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 9 Oct. (Notimérica) -

   Gran parte de los legisladores del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), partido del presidente electo, Manuel López Obrador, han comenzado a trabajar en iniciativas para despenalizar el aborto en todo el país. Sin embargo, las diferencias sobre cómo se debería hacer han generado debate y las organizaciones feministas del país temen que ninguna propuesta garantice el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo en buenas condiciones.

   El aborto solo es legal en Ciudad de México desde hace once años. Según datos de la organización Grupo de Información de Reproducción Elegida (GIRE), al menos 38.000 mujeres de otros Estados han viajado a la capital entre 2007 y 2015 para interrumpir su embarazo de manera gratuita y segura.

   Una de las principales cuestiones a las que se enfrenta la despenalización del aborto es la ruptura del oficialismo una vez abierto el debate. El presidente electo no se ha posicionado públicamente y propuso que el tema se sometiese a plebiscito. Sin embargo, la falta de apoyo público y su alianza durante la campaña con el partido evangélico Encuentro Social, ha hecho que aumenten las dudas sobre la postura que tomarán los legisladores durante el debate.

   DIFERENCIAS EN EL PARTIDO

   A pesar de que el partido de López Obrador tiene mayoría en las dos Cámaras del Congreso, la votación de todos sus miembros no será la misma. Según la presidenta de la Comisión de Salud del Congreso mexicano e impulsora de la incitativa, Miroslava Sánchez, será "una votación personalizada y no por bloques, ya que puede haber diputados de Morena que no apoyen el proyecto", ha admitido.

   Una treintena de diputadas de Morena anunciaron en una rueda de prensa el pasado 27 de septiembre su intención de comenzar a legislar sobre esta cuestión. Una de ellas, Beatriz Rojas, declaró que "tenemos la certeza de que en esta legislatura la despenalización se presenta y se aprueba". Su objetivo, desde entonces, ha sido reformar el código penal para presentarlo en las próximas semanas.

   Sin embargo, hoy ha llegado a la Cámara otra iniciativa por parte de una veintena de legisladores y legisladoras, también del partido de Morena, que respaldan la opción de corregir la Constitución.

   Ambas propuestas se han dado a conocer sin un acuerdo previo entre los propios miembros del partido y ya han sido cuestionadas por las organizaciones feministas.