Decenas de países plantan al ministro de Exteriores de Maduro en el Consejo de DDHH de la ONU

Jorge Arreaza
CANCILLERÍA DE VENEZUELA
Publicado 27/02/2019 13:11:07CET

   MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Diplomáticos de decenas de países han abandonado este miércoles la sala del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en la que el ministro de Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, iba a pronunciar un nuevo discurso para denunciar, entre otras cosas, el supuesto interés de Estados Unidos en lanzar una "intervención militar" en Venezuela.

   Poco antes de que Arreaza tomase la palabra, numerosos diplomáticos han abandonado la sala en un evidente gesto de rechazado al Gobierno de Nicolás Maduro, al que muchos de ellos ya no reconocen como legítimo desde que el opositor Juan Guaidó se autoproclamó "presidente encargado" de Venezuela el pasado 23 de enero.

   Arreaza ha insistido en que Venezuela atraviesa un "momento histórico" y ha defendido el interés de su Gobierno por el "diálogo. "Estamos esperando que la oposición política se siente a dialogar, pero no lo hace porque tienen instrucciones", ha dicho, agitando de nuevo el fantasma de la supuesta injerencia norteamericana.

   En este sentido, ha recordado que altos funcionarios de Estados Unidos han dejado claro que "todas las opciones están sobre la mesa" para atajar la crisis de Venezuela, por lo que no se descarta la intervención militar. Arreaza ha acusado al Gobierno de Donald Trump de incumplir con sus políticas y amenazas la Carta de Naciones Unidas.

   "Espero no tener que venir el año que viene de hablar de víctimas en mi país", ha añadido el ministro, quien no obstante ha defendido la capacidad de las fuerzas chavistas para hacer frente a cualquier agresión. "Venezuela sabría resistir, pero es lo último que queremos", ha apostillado durante su discurso.

   Arreaza, que ha acusado a la oposición de manipular la ayuda humanitaria por intereses políticos y ha defendido la "proporcionalidad" con que los agentes venezolanos respondieron el fin de semana a los incidentes en la frontera, ha invitado de nuevo a la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, a viajar a Venezuela para "ver la realidad".

   También ha tomado la palabra en el mismo foro Colombia, por boca de Francisco Barbosa Delgado, consejero de derechos humanos del presidente colombiano Iván Duque. El representante colombiano, que ha hablado poco antes de Arreaza, ha reclamado un "rechazo total" a la "dictadura" de Maduro, según la agencia de noticias Reuters.

   "El fin de semana pasado, el mundo vio directamente que el régimen terrorista, cuya principal característica es la violación de los Derechos Humanos, quemó alimentos y medicinas destinadas a personas hambrientas y famélicas en Venezuela", ha denunciado, que ha abogado por emprender "acciones" que "promuevan la transición y la celebración de elecciones libres y transparentes".

Para leer más