Publicado 26/03/2021 15:12CET

Decenas de personas protestan frente a un colegio británico después de que un profesor mostrara una caricatura de Mahoma

Protestas frente a un colegio de Reino Unido.
Protestas frente a un colegio de Reino Unido. - Danny Lawson/PA Wire/dpa

MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

Decenas de personas se han aglomerado a las afueras del Colegio de Gramática de Batley, cerca de Bradford, en Reino Unido, para protestar contra un profesor que ha enseñado una caricatura de Mahoma durante una clase.

El ministro de Comunidades, Robert Jenrick, ha lamentado sin embargo las manifestaciones --que se llevan a cabo en la zona por segundo día consecutivo-- y ha asegurado que es "preocupante" el hecho de que el profesor en cuestión se encuentre "escondido".

Según varios medios de comunicación, la caricatura procedería de la polémica revista satírica francesa 'Charlie Hebdo', que sufrió un atentado a principios de 2015. Tal y como han indicado algunos alumnos, se trata de una ofensa a la religión musulmana, si bien ha sido mostrada durante una clase de estudios religiosos.

En declaraciones a la cadena Sky News, Jenrick ha rechazado la presión ejercida sobre el profesor y ha defendido que "no deben sentirse intimidados". "Este no es el camino que queremos para este país, así que pido a la gente implicada que deje de hacerlo", ha dicho.

El colegio, por su parte, ha pedido disculpas por haber enseñado "contenido totalmente inapropiado" a los alumnos y ha asegurado que el personal implicado ha sido suspendido a la espera de llevar a cabo una investigación.

Uno de los manifestantes, no obstante, ha leído un comunicado en nombre de la comunidad musulmana, en el que refleja el "malestar" ante la falta de acción por parte del colegio: "han tardado cuatro días únicamente en suspender al profesor implicado".

Además, ha pedido a toda la comunidad musulmana que revise los materiales que se enseñan a los niños en las escuelas del país. En este sentido, Jenrick ha explicado que el Ministerio de Educación está trabajando con las autoridades a nivel local para investigar el incidente.

"Lo que puedo decir es que hay que mantener la balanza: tenemos que garantizar la libertad de expresión, que los profesores no se sientan cohibidos pero que actúen con respeto y tolerancia", ha manifestado.

Contador