La defensa del concejal venezolano Fernando Albán denuncia que existen tres versiones sobre su muerte

Fernando Albán
TWITTER / LILIAN TINTORI
Publicado 11/10/2018 18:01:41CET

   CARACAS, 11 Oct. (Notimérica) -

   El abogado del fallecido concejal venezolano Fernando Albán denunció que existen al menos tres versiones sobre las causas de su muerte.

   "Tenemos ahora tres versiones sobre el tapete: la de Tarek William Saab (Fiscal General), la de Nestor Reverol (ministro de Interior), y de una persona que conduce un programa que se llama La Hojilla (Mario Silva), que dice que al concejal fue el diputado Julio Borges quien lo mandó a matar; tenemos dos suicidios y un homicidio (en referencia a las versiones)", señaló el abogado Joel García, según informó la agencia 'Sputnik'.

   Por su parte, el fiscal general aseguró que los resultados preliminares de las investigaciones realizadas por el Ministerio Público y el equipo de forenses, evidencian que se trató de un suicidio.

   Saab detalló que el concejal del municipio Libertado de Caracas cayó este lunes desde una ventana del décimo piso del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN).

   La exfiscal venezolana Luisa Ortega Díaz, solicitada por la justicia de su país y asilada en Colombia, aseguró que Albán se murió ahogado mientras era torturado con una bolsa, en base a fuentes internas del SEBIN.

   "Tengo información de que (Fernando Albán) se les murió ahogado porque lo estaban torturando con una bolsa", señaló Ortega a una entrevista al canal de noticias colombiano 'NTN24'.

   Albán fue detenido el viernes 5 de octubre, cuando llegó de Nueva York, tras visitar a sus familiares y participar en reuniones con el diputado opositor Julio Borges, requerido por la justicia venezolana.

   El paradero del concejal del municipio Libertador de Caracas fue desconocido hasta el domingo 7, cuando se notificó a sus abogados que se encontraba detenido en el SEBIN y era investigado por traición a la patria e intento de homicidio contra el jefe de Estado, Nicolás Maduro del pasado 4 de agosto.

   La Organización de Naciones Unidas, la Unión Europea, y los gobiernos de España, Alemania, Brasil y Uruguay también han condenado el hecho y han exhortado a las autoridades venezolanas a realizar una investigación "transparente e independiente".