Designada la nueva fiscal general de Perú tras la dimisión de Chávarry por la crisis en el Poder Judicial

Publicado 08/01/2019 19:08:44CET
Guillermo Gutierrez/SOPA Images / DPA

   MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Zoraida Ávalos ha sido elegida este martes como nueva fiscal general de Perú tras la dimisión de Pedro Chávarry por el cese fulminante de dos fiscales que estaban a cargo de la investigación del escándalo de corrupción de Odebrecht, lo que ha agudizado la crisis del Poder Judicial.

   "La Junta de Fiscales Supremos ha designado a la fiscal suprema Zoraida Ávalos en el cargo de fiscal de la nación, de manera interina", ha anunciado el Ministerio Público a través de su cuenta oficial en Twitter. La ceremonia de toma de posesión se celebrará en los próximos días, según informa RPP.

   En realidad, el llamado a suceder a Chávarry era Pablo Sánchez, el fiscal con mayor antigüedad, pero ha declinado el ascenso, por lo que el turno ha pasado a Ávalos, la siguiente en la jerarquía interna.

   Chávarry presentó su dimisión el lunes con una carta en la que esgrime que pretende preservar la autonomía del Ministerio Público y evitar que "otros entes autónomos sean vulnerados", entre los que menciona al Congreso.

   Además, asegura que ha sido víctima de "ataques mediáticos, con falsas afirmaciones y denuncias por parte de algunos congresistas amparados en su inmunidad parlamentaria, representantes de ONG y periodistas digitados por los directivos de algunos medios de comunicación".

   La Subcomisión de Acusaciones Constitucionales ha decidido este martes por unanimidad debatir las cinco denuncias constitucionales contra Chávarry, en lo que el presidente de este grupo de trabajo, César Segura, ha reconocido que es una medida "excepcional".

   Chávarry anunció el 31 de diciembre el despido de los fiscales Rafael Vela y José Pérez, semanas después de que llegaran a un acuerdo con Odebrecht, por el cual la constructora brasileña deberá pagar una multa millonaria y colaborar en las pesquisas judiciales contra los políticos y funcionarios que recibieron sobornos a cambio de obra pública.

   El entonces fiscal general esgrimió que Vela y Pérez no habían respetado la jerarquía del Ministerio Público (MP), negando que tuviera "cualquier tipo de complacencia con algún partido político y/o grupo de poder".

   En respuesta, el presidente peruano, Martín Vizcarra, amenazó con declarar la "emergencia" en el Poder Judicial, ante lo cual los demás fiscales reclamaron la dimisión de Chávarry. Finalmente, los fiscales cesados fueron restituidos en sus puestos el 2 de enero.

CRISIS JUDICIAL

   El Poder Judicial de Perú está en el ojo del huracán desde el pasado mes de junio, cuando una investigación periodística destapó la existencia de una red de favores entre políticos, empresarios, jueces y fiscales, lo que provocó una ola de dimisiones, incluida la del entonces ministro de Justicia.

   Vizcarra ha hecho de la lucha contra la corrupción la bandera de su Gobierno, ya que llegó al cargo en marzo tras la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski como presidente del país por la creciente presión en su contra a causa de su presunta implicación en el caso Odebrecht.

   Odebrecht está investigado en numerosos países de América Latina por su política de pago de sobornos a cambio de obra pública. Además de Kuczynski, en Perú están siendo investigados por este caso los ex presidentes Ollanta Humala y Álan García y la líder opositora Keiko Fujimori.

Para leer más