Publicado 03/08/2020 20:06CET

Un destacado obispo de Togo y otras cinco personas críticas con el Gobierno sufrieron ataques para espiar su WhatsApp

Togo.- Un destacado obispo y otras cinco personas críticas con el Gobierno sufri
Togo.- Un destacado obispo y otras cinco personas críticas con el Gobierno sufri - Silas Stein/dpa - Archivo

MADRID, 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un destacado obispo de Togo y otras cinco personas críticas con el Gobierno, incluido un cura, fueron objetivo de un ataque informático para acceder a su WhatsApp, en el primer caso conocido de este tipo contra miembros del clero, según una investigación de los diarios 'The Guardian' y 'Le Monde'.

La investigación conjunta ha desvelado que entre los afectados está el obispo Benoit Alowonou, quien fue alertado junto al menos otras cinco personas por WhatsApp de que sus teléfonos móviles habían sido objeto de un ataque con tecnología de espionaje.

WhatsApp informó en 2019 de que 1.400 usuarios habían sido afectados por un 'malware' creado por la empresa israelí NSO, tras lo que se confirmó que entre los afectados había activistas, funcionarios y periodistas, entre otros.

NSO ha rechazado las críticas y ha resaltado que su 'software' es vendido a gobiernos para su uso contra terroristas y criminales, al tiempo que se negó a desvelar quiénes lo habían comprado.

Las pesquisas de los citados diarios han permitido confirmar que entre los afectados en Togo están Alowonou, el cura Pierre Chanel Affognon, Raymond Houndjo, cercano a un destacado líder opositor, y Elliot Ohin, exministro y ahora en las filas de la oposición.

A pesar de que no se sabe quién estuvo detrás de los ataques, algunos de los afectados han indicado que creen que fue responsabilidad del Gobierno togolés. John Scott-Railton, de Citizen Lab, ha manifestado que no hay conclusiones definitivas, pero que "el hecho de que todos sean opositores o críticos con el Gobierno es preocupante".

Alowounou ha explicado que supuso que la alerta de WhatsApp que recibió era un mensaje de spam, si bien ha recalcado, una vez comprobado que era real, que el uso de estas herramientas contra opositores "es peligroso para las libertades y para la democracia".

Por su parte, Affognon, quien también recibió el mensaje, ha destacado que es una prueba de que cualquiera puede ser un objetivo. "Me sorprendió y me mostró la verdadera falta de poder político que tengo. Es una violación de la libertad de los ciudadanos", ha argüido.

El cura fue director del grupo de la sociedad civil Esperanza para Togo, que hizo campaña a favor de la oposición antes de las elecciones celebradas en febrero de 2020, en las que el presidente, Faure Gnassingbé, obtuvo un cuarto mandato en medio de denuncias de fraude.

Tras los comicios, el principal candidato opositor, Agbéyomé Kodjo, quien tiene entre sus principales apoyos al arzobispo emérito de Lomé, monseñor Philippe Kpodzro, rechazó los resultados y se declaró "presidente electo".

Las autoridades le detuvieron en abril en la capital, Lomé, por su negativa a comparecer ante las autoridades en el marco de la investigación en su contra por un presunto delito de atentado contra la seguridad del Estado.

Según el resultado definitivo de las presidenciales, Gnassingbé se impuso con el 70,78 por ciento de los votos, mientras Kodjo obtuvo el 19,46 por ciento, y tercero fue el veterano opositor Jean Pierre Fabre, con el 4,68 por ciento.