Publicado 27/05/2020 17:09CET

Detenidas 26 personas en Francia y Bélgica por la muerte de 39 migrantes en un camión frigorífico en Reino Unido

R.Unido.- Detenidas 26 personas en Francia y Bélgica por su presunta relación co
R.Unido.- Detenidas 26 personas en Francia y Bélgica por su presunta relación co - MICHAEL KAPPELER/DPA - Archivo

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

Las fuerzas de seguridad de Francia y Bélgica han detenido este miércoles a 26 personas por su presunta relación con la muerte de 39 migrantes vietnamitas que viajaban escondidos en un camión frigorífico en la ciudad británica de Essex.

Los cuerpos de los fallecidos, entre los que se encontraban varios menores, fueron hallados en octubre de 2019 a unos 32 kilómetros de Londres, la capital del país. Estas últimas detenciones, según ha explicado la cadena británica Sky News, han tenido lugar tras varias redadas realizadas en Bélgica y Francia como resultado de una investigación conjunta que ha contado con el apoyo de Eurojust y Europol.

Tal y como han indicado ambas agencias, los sospechosos habrían formado parte de un grupo de tráfico de migrantes que se dedicaba especialmente a transportar refugiados asiáticos, principalmente provenientes de Vietnam.

En un comunicado, Eurojust ha señalado que todos ellos se habrían visto involucrados en el traslado de decenas de personas al día durante meses. En Bélgica son trece los detenidos tras una serie de redadas y registros llevados a cabo en Bruselas. Los otros trece detenidos han sido arrestados en París.

Además, las fuerzas de seguridad han rescatado a 21 migrantes y se han incautado de tres vehículos, material electrónico y dinero en metálico.

Los cuerpos de 39 vietnamitas, 31 hombres y ocho mujeres, fueron hallados en un camión frigorífico el pasado 23 de octubre en la localidad de Grays, en Essex, después de que este llegara a Purfleet proveniente del puerto belga de Zeebrugge.

La mayoría de los migrantes hallados muertos eran recolectores de arroz en su provincia natal de Nghe An, convertida en centro de tráfico de personas en el país desde que hace dos años fuera escenario de uno de los más grandes desastres medioambientales de la historia del país, el provocado por la metalúrgica taiwanesa Formosa Plastics con un vertido que contaminó las aguas de la costa y acabó con la pesca.

Otras víctimas eran de la cercana provincia de Ha Tihn, afectada por un éxodo que se ha prolongado durante los primeros ocho meses de este año, durante los que 41.000 personas han abandonado la región para buscar trabajo.