Publicado 16/03/2021 13:47CET

Detenidas cuatro personas en Tanzania por decir en redes sociales que el presidente se ha contagiado de coronavirus

Archivo - El presidente de Tanzania, John Magufuli
Archivo - El presidente de Tanzania, John Magufuli - CCM / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Tanzania han detenido al menos a cuatro personas durante los últimos días por publicar mensajes en redes sociales afirmando que el presidente, John Magufuli, se ha contagiado de la COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, ante las especulaciones en torno a su salud tras cerca de dos semanas sin aparecer en público.

Según las informaciones recogidas por el diario 'The Citizen', la Policía ha detenido a estas cuatro personas por sospechas de publicación de "información falsa" en redes sociales sobre el estado de salud de altos cargos del país, algo penado por la legislación tanzana.

El comandante de la Policía de la región de Kilimanjaro, Ronald Makona, ha resaltado que dos de los detenidos ya habían sido arrestados en el pasado por acusaciones similares, antes de agregar que los sospechosos comparecerán próximamente ante un tribunal.

Por su parte, el comandante de la Policía de la región de Iringa, Rienada Millanzi, ha confirmado otra detención y ha dicho que "cuando hablas de que el jefe de Estado está enfermo y no eres un funcionario autorizado, es un error contra el que hay que actuar".

La vicepresidenta de Tanzania, Samia Suluhu Hassan, salió el lunes al paso de las especulaciones y pidió a la ciudadanía no dejarse "inquietar" por los "rumores que circulan", sobre Magufuli, entre los que figuran las recientes declaraciones del destacado opositor Tundu Lissu sobre el estado de salud del presidente.

Así, Hassan sostuvo que "es muy normal que el cuerpo de una persona se indisponga y contraiga gripe o desarrolle fiebre", aunque no especificó sobre quién hablaba ni se pronunció sobre las informaciones sobre una hospitalización de Magufuli.

Previamente, el primer ministro, Kassim Majaliwa, había pedido a los tanzanos ignorar los rumores acerca del estado de salud de Magufuli e insistió en que el mandatario goza de "buena salud" y desempeña sus labores "como usualmente hace".

En respuesta a las palabras de Hassan, Lissu dijo a través de su cuenta en la red social Twitter que la vicepresidenta "sugiere que el dictador está enfermo en alguna parte" y añadió que "sus fuentes" señalan que "se encuentra en soporte vital con COVID-19 y paralizado en un lado (del cuerpo) y de cintura para abajo tras un infarto".

Por otra parte, el opositor ha insistido este mismo jueves en que "la cuenta atrás para la declaración oficial (de la muerte de Magufuli) parece estar en marcha" y ha asegurado que "hay vehículos militares en las calles de Dar es Salaam".

Magufuli no ha sido visto en público desde el 24 de febrero, algo inusual para un mandatario que viaja regularmente por todo el país para presentar proyectos o pronunciar mítines. El Gobierno ha rechazado repetidamente como "falsas" las aseveraciones de la oposición tanzana.

Lissu recalcó la semana pasada que "es triste" que Magufuli "se haya contagiado de COVID-19 y haya sido trasladado a Kenia para demostrar que los rezos, la inhalación de gases y otros remedios herbales no probados que ha defendido no son una protección frente al coronavirus".

La gestión de la pandemia por parte del Gobierno de Tanzania ha sido criticada en numerosas ocasiones debido a la falta de restricciones y la ausencia de datos oficiales sobre contagios y fallecidos desde principios de mayo de 2020.

El presidente ha asegurado durante meses que el país no cuenta con casos y ha recomendado rezar y remedios de nula eficacia, si bien finalmente el 21 de febrero pidió a la población que use mascarilla, días después de la muerte del vicepresidente del archipiélago de Zanzíbar, Maalim Seif Sharif Hamad, tras dar positivo por COVID-19.