Publicado 14/08/2020 19:04CET

Detenidas seis personas por su presunta implicación en una serie de explosiones contra la sede de la COB en Bolivia

Seguidores del MAS durante una protesta.
Seguidores del MAS durante una protesta. - CHRISTIAN LOMBARDI / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

El Gobierno de Áñez asegura que la Central Obrera "se ha quedado sola"

MADRID, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Policía de Bolivia ha informado este viernes de que seis personas han sido detenidas por su presunta implicación en una serie de explosiones registradas la noche del jueves en la sede de la Central Obrera Bolivia (COB), afín al Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales.

Tal y como han explicado los agentes, los arrestados --cuatro hombres y dos mujeres-- se encontraban en posesión de materiales explosivos, como dinamita y petardos, así como agentes químicos, gases en aerosol, granadas y objetos similares.

Las explosiones se produjeron la noche del jueves frente a la sede la COB y de la Federación Bartolina Sisa, en la Paz, en plena polémica por los bloqueos llevados a cabo en el país por organizaciones afines al MAS para exigir el adelanto de la fecha electoral.

El viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, ha confirmado que los sujetos llevaban los elementos presentados y ha manifestado que todos ellos tenían explosivos y contaban con material antidisturbios, según informaciones de la emisora Fm.

"Todo eso se investiga, de dónde consiguieron los cartuchos, quién los financia, quién los trajo, esa iniciativa a qué responde, todo está en la etapa de investigación", ha afirmado.

Así, ha insistido en que el Gobierno rechaza todos los actos de violencia que "pongan en peligro la vida de los compatriotas". "El Gobierno lamenta, cuestiona y advierte con claridad a toda la población que no va a permitir el surgimiento de grupos violentos, acciones irregulares y mucho menos la portación de elementos regulados por ley para romper la tranquilidad del pueblo boliviano", ha asegurado.

RATIFICACIÓN DE LA FECHA ELECTORAL

El Gobierno de la presidenta interina, Jeanine Áñez, que ratificó la ley que fija las elecciones para el 18 de octubre ante lo que la COB ha calificado de "traición", ha destacado que los bloqueos han sido levantados en un 50 por ciento.

En este sentido, las autoridades consideran que el secretario ejecutivo de la organización, Juan Carlos Huarachi, "se ha quedado solo" tras la promulgación de la ley que establece la fecha para los comicios, una ratificación que ha sido alabada desde Bruselas.

El viceministro de Coordinación Gubernamental, Israel Alanoca, ha afirmado que "de aproximadamente 130 bloqueos que aún había en todo el país ahora queda más o menos la mitad".

Sin embargo, el Pacto de Unidad y la COB han asegurado que la fecha electoral era solo uno de los puntos de demanda y han advertido de que se ha producido una "traición" para frustrar su movilización.

"No existe para nada una reivindicación de derechos, hay una intransigencia y este señor Huarachi solo está defendiendo los intereses de (el expresidente) Evo Morales, realmente este señor ha llevado a todo lo malo a la Central Obrera Boliviana", ha lamentado el Gobierno.