Publicado 04/11/2020 13:09CET

Detenido nuevamente un destacado periodista de Zimbabue por comentarios en Twitter críticos con los tribunales

El presidente de Zimbabue, Emmerson Mnangagwa
El presidente de Zimbabue, Emmerson Mnangagwa - 2019 GETTY IMAGES / TAFADZWA UFUMELI - Archivo

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Zimbabue han arrestado nuevamente al periodista Hopewell Chinono por varios comentarios publicados en su cuenta en la red social Twitter críticos con los tribunales del país africano.

El portavoz de la Policía zimbabuense, Paul Nyathi, ha señalado que el periodista "ha publicado mensajes que dañan la dignidad, reputación y autoridad del tribunal, algo que claramente intentaba hacer".

Asimismo, ha señalado que se ha abierto una investigación por corrupción contra Chinono "para determinar la verdadera naturaleza y extensión de la colaboración entre el sospechoso y los fiscales", según ha informado el portal de noticias New Zimbabwe.

Chinono fue liberado bajo fianza en agosto, un mes después de ser detenido por supuesta incitación a la violencia en relación con unos mensajes en Twitter antes de una manifestación opositora, cargos por los que se expone a una pena de hasta diez años de cárcel.

El periodista tildó en septiembre los cargos de "inventados" y los vinculó a su trabajo. "Son cargos inventados porque no hubo incitación a la violencia. Simplemente respaldé las protestas contra la corrupción", sostuvo, en declaraciones concedidas a la cadena de televisión británica BBC.

Chinono denunció un grave caso de corrupción en el Ministerio de Sanidad que derivó en el cese y arresto del titular de la cartera, Obadiah Moyo, reemplazado en el cargo por el vicepresidente y líder del golpe de Estado de 2017 contra Robert Mugabe, Constantino Chiwenga.

Por su parte, el Gobierno aprobó a principios de agosto un proyecto de ley que permitiría aplicar medidas contra los partidos políticos que realicen "campaña contra el país", apenas unos días después de que el presidente, Emmerson Mnangagwa, prometiera "purgar" a los opositores, a los que tildó de "manzanas podridas".

Asimismo, el Ejecutivo dio 'luz verde' la semana pasada a otro proyecto que contempla criminalizar la "cooperación" entre ciudadanos y "gobiernos hostiles", así como la participación en campañas que apoyen el mantenimiento de las sanciones contra el país o la imposición de nuevas medidas punitivas.

Naciones Unidas a finales de julio que las autoridades de Zimbabue podrían estar empleando la epidemia de coronavirus como un "pretexto para reprimir la libertad de expresión y las libertades de reunión y asociación pacíficas" en el país.

Contador