Publicado 09/07/2020 15:25CET

Detenido el propietario de un ferri tras la muerte de 34 personas por una colisión con otro barco en Bangladesh

Bangladesh.- Detenido el propietario de un ferri tras la muerte de 34 personas p
Bangladesh.- Detenido el propietario de un ferri tras la muerte de 34 personas p - Zabed Hasnain Chowdhury/SOPA Ima / DPA

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Bangladesh han detenido este jueves al propietario de un ferri de pasajeros que chocó a finales de junio con otra embarcación en un río cerca de la capital, Dacca, un suceso que se saldó con más de 30 muertos y que las autoridades investigan como posiblemente intencionado.

El hombre, identificado como Mosadek Hanif Suad, ha sido detenido en una vivienda en la capital, según ha indicado el superintendente de la Policía de Ríos de Dacca, Jondoker Faridul Islam, en declaraciones concedidas al diario bangladeshí 'The Daily Star'.

La Fiscalía había ordenado el arresto del sospechoso debido a la presunta enemistad que tenía con el propietario del barco hundido en el siniestro, motivo por el que se sospecha que podría no haberse tratado de un accidente.

El abogado de Suad ha reclamado durante la jornada la liberación bajo fianza del sospechoso argumentando que el siniestro tuvo lugar por un fallo del capitán y que su cliente no estaba presente en el lugar en el momento del suceso, si bien el juez ha ordenado que permanezca detenido.

El siniestro, que tuvo lugar cerca de la localidad de Farazganj, se saldó con 34 muertos, según afirmó Golam Sadeq, director de la Autoridad del Transporte en Aguas Interiores de Bangladesh (BIWTA).

Tras ello, el ministro para Navegación, Jalid Mahmud Choudhury, manifestó que lo sucedido "parece haber sido intencionado". "Parece un asesinato", dijo, antes de resaltar que "el incidente es totalmente diferente a otros".

Los naufragios e incidentes de barcos y buques que terminan con víctimas mortales son un fenómeno bastante habitual en Bangladesh, un país surcado por muchos ríos. Los expertos atribuyen la alta siniestralidad en cauces fluviales a las escasas medidas de seguridad y a la falta de regulación.