Publicado 09/11/2020 13:31CET

Detenidos en Turquía 36 miembros de Estado Islámico que planeaban raptar a parlamentarios y atacar la base de Incirlik

Una valla de la Policía de Turquía en una plaza en Estambul
Una valla de la Policía de Turquía en una plaza en Estambul - Jason Dean/ZUMA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las fuerzas de seguridad de Turquía han detenido este lunes a más de 35 presuntos miembros del grupo yihadista Estado Islámico que supuestamente habían trazado planes para secuestrar a parlamentarios y ejecutar un ataque contra la base aérea de Incirlik.

La Policía turca ha indicado en un comunicado que las operaciones han sido llevadas a cabo en Estambul y Adana, provincia en la que han sido arrestados 19 supuestos yihadistas que planeaban secuestrar a parlamentarios, funcionarios y miembros de la judicatura.

Asimismo, ha señalado que los documentos incautados durante las operaciones revelan que los sospechosos planeaban un ataque contra la base de Incirlik, utilizada por el Ejército de Estados Unidos, tal y como ha recogido el diario turco 'Daily Sabah'.

Las fuerzas de seguridad se han incautado además 500 gramos de explosivos, armas, documentos y material digital perteneciente a los sospechosos, entre los que figuran dos que habrían sido miembros activos de Estado Islámico en Siria.

Estado Islámico, al que Turquía declaró grupo terrorista en 2013, ha perpetrado varios atentados en suelo turco en los últimos años en los que han muerto al menos 300 personas y cientos más han resultado heridas.

Las autoridades turcas anunciaron en septiembre la detención del supuesto líder del grupo yihadista en el país, identificado como Mahmut Ozden. Ozden fue arrestado durante una operación en Adana, según detalló el ministro del Interior, Suleyman Soylu.

Según datos del Ministerio del Interior, al menos 2.000 personas han sido detenidas y otras 7.000 han sido deportadas en operaciones contra Estado Islámico en Turquía en los últimos años, mientras que a unas 70.000 más se les ha negado la entrada al país por su supuesto vínculo con el grupo terrorista.