Publicado 03/02/2021 10:44CET

El deterioro de la actividad en enero empuja a la eurozona a una recaída en recesión, según PMI

Una tienda cerrada en Toledo, Castilla-La Mancha (España), a 19 de enero de 2021. En la media noche de hoy han entrado en vigor en Castilla-La Mancha las nuevas medidas del Gobierno regional para combatir el coronavirus. Las restricciones más relevantes p
Una tienda cerrada en Toledo, Castilla-La Mancha (España), a 19 de enero de 2021. En la media noche de hoy han entrado en vigor en Castilla-La Mancha las nuevas medidas del Gobierno regional para combatir el coronavirus. Las restricciones más relevantes p - Mario Triviño - Europa Press

MADRID, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

La actividad del sector privado de la zona euro intensificó su deterioro en el arranque de 2021, según refleja el índice compuesto de gerentes de compra (PMI), que bajó hasta los 47,8 puntos desde los 49,1 de diciembre, extendiendo a tres meses consecutivos el actual periodo de contracción, lo que sugiere una nueva caída del PIB de la eurozona en el primer trimestre, tras la caída del 0,7 por ciento entre octubre y diciembre de 2020, lo que supondría una nueva recesión técnica.

"Parece probable que se produzca una contracción del PIB en el primer trimestre", indicó Chris Williamson, economista jefe de IHS Markit, aunque el experto destacó que, según las tendencias actuales, la caída debería ser modesta en comparación con las observadas en la primera mitad de 2020.

El retroceso de la actividad del sector privado de la zona euro en enero refleja el deterioro sustancial de las condiciones en el sector servicios, donde el correspondiente índice PMI bajó hasta los 45,4 puntos desde los 46,4 de diciembre, mientras que el sector manufacturero frenó su expansión hasta los 54,8 puntos desde los 55,2 del mes anterior.

Entre las grandes economías del euro, únicamente Alemania logró evitar la pérdida de actividad durante el mes de enero, con un PMI compuesto de 50,8 puntos, su peor lectura en 7 meses, mientras en Francia bajó a 47,7 enteros, en mínimos de 2 meses; en Italia hasta los 47,2 puntos, mínimo de 3 meses; y en España se situó en 43,2, su peor resultado de los dos últimos meses.

A pesar del deterioro generalizado de la actividad, la confianza de las empresas de la zona euro de cara al futuro se mantuvo en enero en terreno positivo, con un grado de optimismo prácticamente igual al del mes anterior, dado que las expectativas siguen estrechamente vinculadas a la esperanza de que la campaña de vacunación contra la Covid-19 en los próximos meses tenga éxito.

"Dada la lenta implementación de la campaña de vacunación, la atención se centrará en la necesidad de mantener una política fiscal y monetaria de apoyo durante algún tiempo, sobre todo para evitar que se intensifiquen las pérdidas de empleo en los sectores más afectados, como la hostelería, el turismo, los viajes y el comercio minorista", añadió Williamson.

El PIB de la zona euro sufrió una contracción del 0,7 por ciento en el cuarto trimestre de 2020 como consecuencia del impacto de la segunda ola de la pandemia de COVID-19, después de rebotar un 12,4 por ciento entre julio y septiembre, lo que llevó a la economía de la región a registrar una contracción del 6,8 por ciento en el conjunto de 2020, según la estimación preliminar publicada este martes por Eurostat.