Publicado 05/03/2021 11:03CET

Dictan prisión preventiva contra dirigentes que convocaron la asamblea en la que murieron ocho estudiantes en Bolivia

Imagen de archivo de estudiantes en Bolivia.
Imagen de archivo de estudiantes en Bolivia. - Radoslaw Czajkowski/dpa

MADRID, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Justicia de Bolivia ha dictado prisión preventiva contra siete dirigentes universitarios que fueron detenidos por convocar la asamblea en la que murieron ocho estudiantes al caer desde un cuarto piso después de que la barandilla cediera ante una aglomeración.

El Juzgado Cuarto de Instrucción de El Alto ha dispuesto dicha medida cautelar contra los siete dirigentes de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), en la que tuvieron lugar los hechos, por los delitos de homicidio culposo y lesiones contra los once estudiantes que cayeron desde una altura de casi 17 metros.

"Durante la audiencia, la Fiscalía presentó los elementos de convicción que demuestran la probabilidad de autoría de los sospechosos, la declaración de testigos del hecho, acta del levantamiento de cadáveres, acta de precinto policial, informe de la Universidad Pública de El Alto, entre otros elementos que consideró la autoridad jurisdiccional", ha explicado el fiscal Marco Antonio Cossío.

Así se habría demostrado la existencia de riesgos procesales de fuga y obstaculización", ha afirmado, según informaciones del diario 'El Deber'. Los detenidos, que serán trasladados al Centro Penitenciario de Obrajes, tendrán que permanecer allí durante cuatro meses.

El Ministerio Público ha creado una comisión para investigar lo sucedido el martes, cuando al menos 500 estudiantes formaron parte de una asamblea sin autorización. Dicha asamblea estaba convocada para las 8:00 de la mañana del miércoles en la planta baja de la facultad, pero --según las estudiantes-- uno de los líderes estudiantiles, que habría llegado con cuatro encapuchados, instó a subir a la cuarta planta.

Allí se produjo una reyerta que desembocó en empujones y la consecuente caída de varios universitarios después de que la barandilla cediera ante el peso. La investigación de los hechos sigue su curso, por lo que la toma de declaraciones se ampliará a medida de que se vayan identificando a más involucrados, tal y como ha indicado los agentes, que han asegurado que el rector de la universidad también tendrá que declarar.

Las pesquisas apuntan, por otra parte, a que las barandillas del cuarto piso estaban mal soldadas y rellenas de masilla, por lo que terminaron cediendo ante la presión ejercida por los estudiantes.