Publicado 01/06/2021 11:58CET

Los diez años de guerra en Siria dejan cerca de 500.000 muertos, incluidos casi 160.000 civiles, según el Observatorio

Archivo - Bombardeos contra la localidad de Tal Mardij, situada en la provincia de Idlib (Siria)
Archivo - Bombardeos contra la localidad de Tal Mardij, situada en la provincia de Idlib (Siria) - Anas Alkharboutli/dpa - Archivo

El organismo dice que el balance real podría superar las 600.000 víctimas mortales

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 500.000 personas han muerto a causa de los más de diez años de guerra en Siria, según el último balance facilitado este martes por el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, una cifra que incluye más de 100.000 víctimas mortales más que el publicado en marzo de este año.

El organismo, con sede en Londres e informantes en el país, ha señalado que ha podido documentar la muerte de 494.438 personas, entre ellas cerca de 160.000 civiles, si bien ha agregado que la cifra de víctimas mortales a causa del conflicto superaría las 600.000.

Así, ha manifestado que "pese a todas las dificultades, obstáculos y presión extrema sobre el Observatorio, el equipo de documentación (...) ha logrado documentar 105.015 víctimas mortales, entre ellas 24.103 civiles, de los cuales 2.748 son niños y 1.249 son mujeres" desde el último balance de marzo.

El Observatorio ha destacado que, de esta forma, ascienden a 159.774 los civiles muertos en el conflicto, entre ellos 25.048 niños. De esta forma, ha dicho que el Ejército y las milicias progubernamentales han matado a 130.254 civiles, entre ellos 19.691 niños, en operaciones terrestres, bombardeos y torturas en centros de detención.

Asimismo, ha achacado la muerte de 8.672 civiles, entre ellos 2.099 niños, a los bombardeos de Rusia en apoyo a Damasco, al tiempo que ha añadido que 3.847 civiles, entre ellos 973 niños, han muerto en ataques aéreos de la coalición internacional que encabeza Estados Unidos contra Estado Islámico.

Además, al menos 6.441 civiles, entre ellos 548 niños, han muerto a manos de Estado Islámico, mientras que 9.062 civiles, incluidos 1.448 niños, han muerto en ataques de los grupos rebeldes y las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) --encabezadas por la milicia kurda Unidades de Protección Popular (YPG)--.

El Observatorio ha resaltado que al menos 1.485 civiles, entre ellos 286 niños, han muerto por disparos y bombardeos por parte del Ejército y las fuerzas de seguridad turcas, al tiempo que ha apuntado que trece civiles, entre ellos tres niños, han muerto en ataques israelíes.

Por otra parte, ha señalado que en la guerra han muerto 91.031 militares sirios, 66.995 milicianos progubernamentales sirios, 8.593 milicianos progubernamentales extranjeros --entre ellos 264 soldados y mercenarios rusos-- y 1.707 miembros del partido-milicia chií libanés Hezbolá, aliado de Damasco.

Asimismo, ha indicado que han muerto 79.844 miembros de grupos rebeldes e islamistas, 27.765 integrantes del grupo Hayat Tahrir al Sham (HTS) y otras facciones yihadistas y 40.628 miembros del grupo yihadista Estado Islámico.

A esta cifra hay que sumar a 3.588 desertores del Ejército sirio que se sumaron a grupos rebeldes, 12.926 miembros de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) y otras unidades kurdas y 936 personas extranjeras vinculadas a estos últimos grupos, así como 215 soldados turcos.

El organismo ha dicho que "ha sido incapaz de documentar el número de muertos" por las operaciones de la coalición internacional contra Estado Islámico "debido al extremado secretismo que rodea a sus misiones y operaciones".

Asimismo, ha recalcado que su balance oficial no incluye a más de 47.000 civiles muertos por torturas en cárceles gubernamentales, a más de 3.200 miembros del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y a más de 3.200 civiles y combatientes que están en cárceles de Estado Islámico.

En esta línea, ha hecho hincapié en que la cifra tampoco incluye a más de 4.100 militares y milicianos progubernamentales que han sido capturados o dados por desaparecidos ni a más de 1.800 personas secuestradas por grupos rebeles y yihadistas, incluido Estado Islámico.

Por último, el Observatorio ha señalado que la guerra ha dejado además más de 2,1 millones de civiles heridos y alrededor de trece millones de desplazados, incluidos refugiados, así como graves daños en instalaciones como hospitales y escuelas.

Contador