Publicado 06/08/2022 09:28

Dimite la directora de Amnistía Ucrania en protesta por un informe que acusa a Kiev de poner en peligro a los civiles

31 July 2022, Ukraine, Kiev: Four Ukrainian soldiers from a special unit walk across a crosswalk and patrol the streets of Kiev near foreign embassies during curfew to eliminate possible threats to diplomats and representatives in Ukraine and to investiga
31 July 2022, Ukraine, Kiev: Four Ukrainian soldiers from a special unit walk across a crosswalk and patrol the streets of Kiev near foreign embassies during curfew to eliminate possible threats to diplomats and representatives in Ukraine and to investiga - Daniel Ceng Shou-Yi/ZUMA Press W / DPA

Oksana Pokalchuk lamenta que la ONG no ofreciera a Kiev más tiempo para responder con exactitud a sus acusaciones

MADRID, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

La directora de la sección ucraniana de la ONG Amnistía Internacional, Oksana Pokalchuk, ha anunciado su dimisión en protesta por un polémico informe en el que la organización acusa a las fuerzas ucranianas de poner en peligro las vidas de los civiles del país en su campaña para repeler la agresión rusa; documento que Amnistía ha defendido a pesar de las críticas del Gobierno ucraniano.

"Dejé Amnistía Internacional en Ucrania. Esta es otra pérdida que me ha costado la guerra", ha hecho saber Pokalchuk en un post de Facebook donde lamenta, por encima de todo, que la organización no incluyera una opinión pormenorizada del Gobierno ucraniano en la redacción del informe.

"Los representantes de Amnistía Internacional acudieron al Ministerio de Defensa para pedir una reacción, pero dieron muy poco tiempo para responder", explica.

"Como resultado de esto, aunque de mala gana, la organización confeccionó un material que parecía respaldar las narrativas rusas. En un intento de proteger a los civiles, este estudio ha acabado convirtiéndose en una herramienta de propaganda rusa", ha lamentado.

En su escrito, AI criticaba a las Fuerzas Armadas ucranianas por "establecer bases y operar sistemas de armas en zonas habitadas por civiles", incluyendo instalaciones educativas y sanitarias, con el objetivo de repeler la ofensiva rusa.

Esta acusación fue rápidamente respondida por las autoridades ucranianas, que desmintieron cometer este tipo de actuaciones y criticaron a la ONG por intentar equiparar los ataques de Rusia con sus operaciones de defensa. Sin embargo, AI se ha reafirmado este viernes en sus palabras.

"Las autoridades ucranianas han negado estas denuncias, pero Amnistía Internacional cuenta con testimonios directos que avalan su investigación y un trabajo de campo que ha estado fuera de duda desde el inicio del conflicto", ha señalado en un comunicado la delegación del organismo para España.

Contador