Publicado 04/06/2021 08:40CET

Dimite el jefe de la Fuerza Aérea de Corea del Sur tras el suicidio de una oficial que denunció acoso sexual

Archivo - Militares de Corea del Sur.
Archivo - Militares de Corea del Sur. - GETTY IMAGES - Archivo

MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

El jefe de la Fuerza Aérea de Corea del Sur, Lee Seong Yong, ha presentado este viernes su dimisión tras el suicidio de una oficial que había denunciado acoso sexual, asumiendo la responsabilidad personal por lo sucedido y la mala gestión del caso por parte del organismo.

"Siento una gran responsabilidad por la serie de circunstancias y expreso mi deseo de dimitir", ha manifestado Lee, quien ha presentado además sus disculpas por "causar preocupación a la población" y ha trasladado sus "sentidas condolencias" a la familia de la víctima, según ha informado la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

La decisión de Lee llega después de que el presidente surcoreano, Moon Jae In, ordenara la apertura de una investigación sobre el suceso y en medio del aumento de las críticas por las supuestas presiones de los superiores de la oficial para que alcanzara un acuerdo con el supuesto responsable del acoso.

Según las informaciones recogidas por Yonhap, la Fuerza Aérea ha sido igualmente acusada de intentar minimizar el suceso y presentar el suicidio de la oficial como una "simple muerte", sin mencionar las denuncias por acoso sexual que la víctima había denunciado meses antes del suicidio.

Finalmente, el Ministerio de Defensa se hizo cargo del caso a principios de esta semana ante la creciente indignación popular por la inacción en el seno de la Fuerza Aérea, que ha llevado a fiscales militares a realizar registros este mismo viernes en las oficinas de la Policía Militar de la Fuerza Aérea.

La familia de la víctima ha señalado que la mujer denunció el caso a sus superiores y llegó incluso a enviar una grabación de una cámara ubicada en el salpicadero de su vehículo, donde tuvo lugar el suceso, a pesar de lo cual la Fuerza Aérea no llevó a cabo una investigación adecuada.

Finalmente, la oficial pidió el traslado a otra unidad, donde sufrió igualmente malos tratos por parte de algunos oficiales de la misma. La mujer se casó unos días después con su prometido, también militar, si bien se suicidó un día después de la boda, tal y como ha indicado la familia.

Posteriormente, la Fuerza Aérea se incautó el teléfono del sospechoso y el miércoles procedió finalmente a su arresto, mientras que dos superiores han sido cesados de empleo y sueldo y están siendo investigados por negligencia en el caso y coacciones a la víctima.

Contador