Diputado del partido de Bolsonaro: "A quien le gusten los indios que se vaya a Bolivia que sigue presidida por un indio"

Publicado 10/01/2019 14:09:17CET
TWITTER

   LA PAZ, 10 Ene. (Notimérica) -

   El diputado brasileño del partido del presidente Jair Bolsonaro, Rodrigo Amorim, ha desencadenado la presentación de una queja formal de Bolivia ante Naciones Unidas contra Brasil por "racismo de Estado" tras calificar de "indios" a los habitantes del sector Aldea Maracaná, en Río de Janeiro, así como al presidente boliviano, Evo Morales.

   Amorim expresó en una declaración al diario brasileño 'O Globo', haciendo referencia a la mencionada aldea brasileña donde se encuentran afincadas 25 comunidades indígenas, que "a quien le gusten los indios, que se vaya a Bolivia que, además de ser comunista, sigue presidida por un indio".

   Asimismo, el diputado que más votos obtuvo en la circunscripción de Río de Janeiro agregó a sus declaraciones sobre la Aldea Maracaná el calificativo de "basura urbana" por lo que considera necesario hacer una "limpieza" de dicho lugar para reconvertirlo en un espacio comercial.

   Desde Bolivia, el viceministro de Descolonización y Despatriarcalización del Ministerio de Cultura del gobierno que preside Evo Morales, Félix Cárdenas, ha condenado las declaraciones del diputado brasileño de "racismo de Estado" y ha señalado que se va a iniciar un proceso de denuncia a Brasil no solo por la discriminación contra el pueblo boliviano sino también contra toda la población indígena.

   Por el momento, se ha precisado que la presentación de la queja se efectuará en el marco del Examen Periódico Universal (EPU) que estudia las situaciones de discriminación y violación de los Derechos Humanos.

Para leer más