El diputado venezolano Gilber Caro asegura que no alberga "odio" tras pasar más de 50 días detenido

Publicado 18/06/2019 22:57:36CET
VOLUNTAD POPULAR

   MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El diputado opositor Gilber Caro ha asegurado este martes que no alberga "odio", en sus primeras palabras tras ser liberado después de pasar más de 50 días detenido en el marco de la crisis política que sufre Venezuela.

   "A Gilber Caro nadie lo va a obligar a hacer lo que no quiere, en mi corazón no guardo ni odio ni resentimiento", ha dicho el dirigente de Voluntad Popular en su intervención de este martes en la Asamblea Nacional.

   Caro ha asegurado que solo quiere "volver a las calles para recorrer el país junto al presidente encargado, Juan Guaidó, y decirle a los venezolanos que tenemos un país grande y debemos rescatarlo".

   "Mi proyecto está en el plan del futuro de Venezuela y me pongo a la orden para trabajar por la mejor Venezuela", ha dicho, según un comunicado difundido por el partido político.

   Caro ha sido liberado horas antes, tras pasar 53 días apresado por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), superando con ello el plazo máximo de detención provisional que permite la ley venezolana. Ha pasado la mayor parte del tiempo incomunicado, sin acceso a su abogado ni a su familia.

   Ha revelado que durante su paso por el Helicoide, una de las sedes del SEBIN en Caracas, pudo hablar con el también diputado opositor Juan Requesens, detenido desde el pasado mes de agosto por su presunta implicación en el supuesto atentado contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

   "Él se mantiene firme y pronto estará en libertad, no van a poder doblegar a los jóvenes de la generación de 2007. Un aplauso de solidaridad y de apoyo para Juan Requesens, Freddy Guevara, Juan Andrés Mejía y toda esa generación que le dio la cara a (Hugo) Chávez en su momento", ha dicho.

   Caro es solo uno de los quince diputados opositores contra los que ha actuado la Justicia venezolana por la asonada militar del 30 de abril. Algunos se han refugiado en embajadas extranjeras mientras que otros han huido a Colombia para evitar ser detenidos como el vicepresidente de la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano.

CRISIS VENEZOLANA

   El 30 de abril, Guaidó y un liberado Leopoldo López anunciaron el inicio de la 'Operación Libertad' para derrocar al Gobierno de Maduro asegurando que contaban con el apoyo de "un importante grupo" de militares. La sublevación armada naufragó y desde entonces la crisis política se mantiene en un 'impasse'.

   Maduro, que el 10 de enero inició un segundo mandato con la oposición y buena parte de la comunidad internacional en contra, y Guaidó, que trece días después se autoproclamó "presidente encargado", mantienen un pulso por el reconocimiento como mandatario legítimo.

   Entretanto, Venezuela se ha sumido en una profunda crisis humanitaria que, según los últimos datos de Naciones Unidas, ha expulsado a más de cuatro millones de personas hacia los países vecinos. La mayoría --más de 1,3 millones-- han ido a parar a Colombia.

Contador

Para leer más