Diputados opositores de Venezuela denuncian la aparición de pintadas amenazantes en sus casas y las de sus familias

Venezuela.- Diputados opositores denuncian
TWITTER DE LUIS FLORIDO
Publicado 10/05/2019 18:46:00CET

   MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

   Diputados de la oposición venezolana han denunciado en redes sociales que han sido amenazados con pintadas en sus casas en las que pueden leerse mensajes como "vamos a por ti", en el marco de la escalada de tensión en Venezuela por el pulso que el líder opositor Juan Guaidó y el presidente, Nicolás Maduro, mantienen por el poder.

   De acuerdo con el portal de noticias Tal Cual, las casas de varios opositores y sus allegados, así como de organizaciones, han amanecido en los últimos días con amenazas en forma de grafiti en los estados de Miranda, Táchira, Mérida, Apure y Lara.

   "Vamos por la diputada", se lee en una pared de la urbanización donde María Beatriz Martínez, parlamentaria opositora por el estado de Portuguesa, de acuerdo con la fotografía que ella misma ha difundido por Twitter.

   Su compañera Milagros Eulate ha recibido el mismo mensaje. "Así amanece pintado con un recordatorio de amenaza hacia mi persona el bloque donde resido en Catia La Mar", ha contado en la misma red social.

   "William, vamos por ti. Te tenemos vigilado", reza la frase pintada en la casa materna del también diputado William Dávila en Mérida.

   Dávila ha denunciado que días antes de que recibiera esta amenaza el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) "estuvo tomando fotos".

   Algunos mensajes, como los recibidos por las dos diputadas, están firmados por los 'colectivos', como se conoce popularmente a los grupos de civiles armados afines al Gobierno.

   El propio Guaidó denunció el jueves en una rueda de prensa celebrada en Caracas las pintadas amenazantes contra diputados y, además de al SEBIN y los 'colectivos', responsabilizó a la guerrilla colombiana del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

"GOLPE AL PARLAMENTO"

   Guadió también denunció "un nuevo golpe al Parlamento" venezolano por las acciones judiciales que el 'chavismo' ha emprendido en los últimos días contra una decena de legisladores. Siete han sido despojados de la inmunidad parlamentaria y otros tres han sido señalados por la Justicia, primer paso para que les ocurra lo mismo.

   En todos los casos están acusados de rebelión y traición, entre otros delitos, por los sucesos del 30 de abril, cuando Guaidó, acompañado de un liberado Leopoldo López, proclamó el inicio de la 'Operación Libertad' para derrocar al Gobierno de Maduro, asegurando que contaba con el apoyo de "un grupo importante" de militares.

   Tres diputados --Mariela Magalles, Américo de Grazia y Richard Blanco-- se han refugiados en embajadas extranjeras para evitar ser detenidos. Los dos primeros están en la de Italia y el último, en la de Argentina. Además, López está en la de España. Todos ellos, en calidad de "huéspedes".

   Por su parte, Luis Florido, otro de los señalados por la Justicia y de los amenazados vía grafiti, ha informado en Twitter de que está "a buen resguardo", aunque no ha aclarado si ha acudido también a alguna misión diplomática.

   Las autoridades ya han detenido al vicepresidente de la Asamblea Nacional, Édgar Zambrano, que este viernes ha quedado recluido en el Fuerte Tiuna, por lo ocurrido el 30 de abril, si bien por ahora se resisten a actuar contra Guaidó.

CRISIS POLÍTICA

   La crisis política en Venezuela se agravó el 10 de enero, cuando Maduro decidió iniciar un segundo mandato de seis años que no reconocen ni la oposición ni buena parte de la comunidad internacional porque consideran que las elecciones presidenciales del 20 de mayo fueron un fraude.

   En respuesta, Guaidó se autoproclamó mandatario interino el 23 de enero con el objetivo de cesar la "usurpación", crear un gobierno de transición y celebrar "elecciones libres". Estados Unidos, la mayoría de los países latinoamericanos y numerosos europeos, entre ellos España, le han reconocido.

Contador

Para leer más