Diputados rechazan la iniciativa de Bolsonaro para dar poder al Ministerio de Agricultura sobre asuntos indígenas

Brasil.- Las mujeres indígenas rompen con la tradición y lideran la lucha por los derechos a la tierra en Brasil
REUTERS / NACHO DOCE
Actualizado 24/05/2019 8:38:26 CET

   BRASILIA, 24 May. (Reuters/EP) -

   La Cámara de Diputados de Brasil ha rechazado este jueves la iniciativa del presidente, Jair Bolsonaro, para dejar en manos del Ministerio de Agricultura el poder de identificar y delimitar tierras indígenas y de afrodescendientes.

   Los diputados han votado este miércoles para restaurar el poder de decisión de la Fundación Nacional de Indígenas (FUNAI), que se ocupaba de todos los asuntos relacionados con las comunidades nativas y fue despojada de la tarea de localizar y delimitar estas tierras. La decisión tiene todavía que ser sometida a votación en el Senado.

   La decisión del dirigente brasileño ha alarmado a antropólogos y activistas medioambientales al plantear la asimilación de unos 800.000 indígenas por parte de la sociedad y la apertura de las tierras a la minería y agricultura, incluso aquellas que se encuentren en la Amazonía.

   La orden ejecutiva emitida por Bolsonaro en enero recogía que las funciones de FUNAI recaerían sobre un consejo interministerial integrado por las carteras de Agricultura, Defensa, Medio Ambiente, Derechos Humanos y Seguridad Institucional, si bien la cuestión de la tierra se desgajaría a favor del primer Ministerio.

   Así, también transfería al Ministerio de Agricultura la regularización de las tierras quilombolas, como se conocen popularmente en Brasil los terrenos de las comunidades afrodescendientes, que correspondía al Instituto Nacional de Colonización y Reforma Agraria (Incra).

   Durante la campaña electoral, ya había anunciado su intención de abrir estos terrenos a la actividad comercial, en un claro gesto hacia el sector agrario, uno de los poderes fácticos de Brasil.

   El presidente ha manifestado en reiteradas ocasiones que las tribus viven en situación de pobreza y no deben ser relegadas a reservas como si fueran "animales en el zoo". En vez de eso, ha insistido en que deben tener la posibilidad de involucrarse en la actividad comercial.

   Los líderes tribales, por su parte, han asegurado que sin sus tierras ancestrales, su lengua indígena y cultura morirán.

Contador

Para leer más