Duque asegura que Venezuela no puede ser garante del proceso con el ELN porque "auspicia" al grupo en el país

Iván Duque
REUTERS / FREDY BUILES
Actualizado 28/09/2018 8:22:15 CET

   MADRID, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Colombia, Iván Duque, ha resaltado este jueves que Venezuela no puede seguir siendo uno de los países garantes del proceso de paz con la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN) debido a que "auspicia" a miembros del grupo en su territorio.

   "Un país que ha auspiciado al ELN en su territorio, que lo ha protegido, que ha permitido que desde su territorio se fragüen actos criminales contra el pueblo colombiano, pues está lejos de ser garante", ha dicho.

   Asimismo, ha resaltado que "lo que hay allá (en Venezuela) es una dictadura que ha sido cómplice de muchas actividades criminales". "Eso no lo estoy diciendo por primera vez", ha agregado, según ha informado el diario local 'El Colombiano'.

   Duque ha recalcado que sigue esperando a que el ELN dé el paso para reiniciar el proceso de paz y ha destacado que él "ha sido muy claro". "Antes de hablar de garantes a mí me interesa es hablar sobre las premisas de un diálogo", ha destacado.

   "Yo tengo toda la voluntad de establecer conversación con el ELN, pero (...) espero que la base de la construcción de un diálogo sea primero con la liberación de todos los secuestrados y segundo, que se le ponga fin a todas las actividades criminales", ha remachado.

   El mandatario colombiano dijo el domingo que "es inviable" continuar dialogando con la guerrilla mientras sigan llevando a cabo actividades ilegales y secuestros.

   Duque, que asumió el cargo en agosto, ha condicionado la continuidad de la negociación a que el grupo rebelde --considerado una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea-- suspenda unilateralmente las hostilidades y libere a todas las personas que mantiene secuestradas.

   Una ruptura del diálogo de paz entre el Gobierno y el ELN podría provocar un incremento de los ataques del grupo rebelde a la infraestructura económica del país, principalmente a los oleoductos, así como un aumento de la ofensiva militar contra esa guerrilla, según fuentes de seguridad.