Actualizado 08/06/2006 2:47:30 +00:00 CET

Ecuador.- Unas 60.000 personas protestan en Guayaquil contra el aumento de la inseguridad ciudadana

QUITO, 8 Jun. (EP/AP) -

Unas 60.000 personas marcharon el miércoles por las calles de Guayaquil para denunciar la creciente inseguridad que afecta a la ciudad y exigir a las autoridades cambios "urgentes" en en el sistema policial, judicial y carcelario.

La caminata por el centro de este puerto del suroeste del país, denominada "Marcha por la paz y la vida", congregó a miles de habitantes cuyos familiares, amigos o conocidos murieron a manos de la delincuencia.

"En algún momento hemos sufrido por la delincuencia, hemos perdido un ser querido, eso es un sufrimiento que ya estamos cansados de llevar sólo en el corazón y en el alma. Queremos que se haga justicia, queremos dejar de sentirnos impotentes ante la falta de seguridad y de justicia. Queremos cambios urgentes para que no tengamos ángeles caídos", dijo Juan Fabara a la prensa.

Fabara y su esposa Mónica Núnez, encabezaron la marcha y fueron los primeros en convocarla, al perder hace unos días a su hija de tres años, en un tiroteo durante un asalto.

Los manifestantes vestidos de blanco, marcharon con decenas de retratos de familiares, globos blancos, velas, banderas de la ciudad y pancartas con mensajes que decían cosas como: "Los delincuentes mataron al Dr. Miguel de la Cruz y no hicieron nada ni los jueces, ni la Policía, ni el fiscal".

Al llegar hasta el edificio de la Corte Suprema de Justicia de Guayaquil, la segunda ciudad del país, los organizadores de la marcha solicitaron un minuto de silencio por quienes fueron asesinados y entregaron un pliego de peticiones al presidente del tribunal, Jaime Velasco. El documento también estaba dirigido al presidente de la nación, Alfredo Palacio.