Actualizado 27/12/2006 18:55:13 +00:00 CET

Ecuador/Colombia.- Quito alerta de que con las fumigaciones aéreas Uribe quiere involucrar a Ecuador en el Plan Colombia

QUITO, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro ecuatoriano de Exteriores, Francisco Carrión, alertó hoy de que el presidente colombiano, Álvaro Uribe, pretende involucrar a Ecuador en el Plan Colombia --la lucha contra el narcotráfico con ayuda de Estados Unidos-- al ordenar las fumigaciones aéreas en la frontera común para erradicar los cultivos ilícitos de hoja de coca.

Para Carrión, se trata de un "juego claro de desinformación" la denuncia del jefe de la Policía colombiana, Jorge Castro, quien indicó ayer la supuesta existencia de entre 10 y 15 hectáreas de cultivos de coca en un poblado ecuatoriano cerca del río San Miguel, según informa el diario local 'El Universo'.

De este modo, el ministro denunció que el Gobierno de Álvaro Uribe intenta confundir a la opinión pública como un "nuevo paso" para que Ecuador se involucre en el Plan Colombia. "Existe una voluntad de desinformar para que el país (Ecuador) debilite su posición de firmeza sobre el daño que causa el glifosato", subrayó.

"Ecuador mantiene plena soberanía en la frontera", aseguró Carrión, quien, no obstante, reconoció que hace varios días la Infantería de Marina destruyó dos hectáreas de coca en la provincia de Esmeraldas y el Ejército cumple la misma actividad con plantaciones similares, pero aisladas, en Sucumbíos.

Con tres informes científicos, entre los que se incluyó un estudio de la Asociación Médica Americana de Estados Unidos, Carrión defendió la tesis ecuatoriana de que el glifosato es perjudicial para la salud humana y para el medio ambiente.

INTERVENCIÓN DE LA OEA Y LA ONU

Así, indicó que esta cuestión se tratará en el Consejo Ejecutivo de la Organización de Estados Americanos (OEA) el próximo 10 de enero, y recordó que varios observadores de Naciones Unidas viajarán a Ecuador para verificar los daños que provoca el herbicida, aunque no facilitó fechas.

"Existe una voluntad de desinformar para que el país (Ecuador) debilite su posición de firmeza sobre el daño que causa el glifosato", anotó Carrión, al tiempo que anunció que la tensión diplomática "ha llegado a su límite" por la decisión colombiana de actuar sobre "hechos consumados".

Pese a ello, aseveró que eso no significa que se vayan a romper las relaciones bilaterales, aunque sí confirmó que el embajador de Ecuador en Bogotá continuará en Quito.

Asimismo, Carrión destacó que "Ecuador no es cultivador de coca", y señaló que en los últimos años el país ha acogido a más de medio millón de colombianos, de los cuales la mayoría está en situación irregular. Sin embargo, señaló que se teme que "se está dando un anticolombianismo que es lamentable, que no debería haber, pero eso (es) por la arrogancia de ciertos responsables (del Gobierno de Colombia) que hacen daño a la relación de los dos países porque Ecuador apuesta al diálogo".