Ecuador/Colombia.- Quito amenaza con retirar al embajador en Bogotá por la fumigación y Colombia asegura que es legal

Actualizado 13/12/2006 16:52:57 CET

QUITO/BOGOTÁ, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Ecuador ha interpretado como un "acto de hostilidad" la reactivación por parte de Colombia de las fumigaciones antidrogas en la frontera entre ambos países, y amenazó con retirar a su embajador en Bogotá. Mientras, el Ejecutivo colombiano aseguró que esta medida cumple la legalidad.

El ministro ecuatoriano de Exteriores, Francisco Carrión, afirmó hoy que entre las medidas que están planteándose tomar está la de "llamar a consultas o hasta retirar al embajador ecuatoriano porque esta es una muestra de hostilidad hacia el Ecuador y en esto ya no hay que utilizar eufemismos ni expresiones diplomáticas que la opinión pública muchas veces no entiende".

Además, explicó que "se podría pensar y de hecho ya se ha ido hasta Naciones Unidas", para pedir "una misión en el país y se espera que Colombia también aporte porque, según las declaraciones de sus autoridades, si se prueba que el glifosato afecta a las personas y al medio ambiente no lo utilizarán en su territorio".

Aunque Carrión aseguró comprender la situación "difícil y peligrosa" de Colombia y el "flagelo del narcotráfico", insistió en cuestionar "por qué va a pagar Ecuador una situación como ésta", según informa el diario 'Ecuador inmediato'.

REFUGIADOS Y DESPLAZADOS POR EL CONFLICTO

Por otro lado, señaló que su Gobierno podría dejar de ser "solidario" con los refugiados y desplazados colombianos, "puesto que ante un acto de hostilidad Ecuador ha sido solidario con medio millón de colombianos".

"Estamos siendo absolutamente solidarios y en contraparte nos echan glifosato para afectar a los niños como lo muestran las imágenes patéticas de televisión o para matar las plantaciones con las que se alimentan nuestros compatriotas", resaltó Carrión, quien hizo de nuevo un llamamiento a la ONU para que "establezca una misión científica que realice los estudios porque éste es un organismo mundial que tiene mayor conocimiento de los temas y experiencia y al mismo tiempo tienen más imparcialidad".

Asimismo, afirmó que Colombia se sustenta en un estudio de una entidad adscrita a la Organización de Estados Americanos (OEA) que "no merece la credibilidad del Gobierno" ecuatoriano, ya que explicó que cuando se realizó, el organismo estaba presidido por el colombiano César Gaviria y fue a Quito "una corta misión que no llegó a los sectores de frontera, sino que recogió algunos elementos y se los llevó a Washington".

REACCIÓN DE COLOMBIA

Por su parte, el Ministerio colombiano de Exteriores informó hoy en un comunicado que la suspensión temporal de las fumigaciones aéreas ya ha cumplido un año. Durante este periodo de tiempo, aseguró, ha habido un "sustancial incremento en dicha franja de los cultivos ilícitos, a través de los cuales se financia el narcoterrorismo".

Por ello, indicó que el Gobierno de Colombia ha tomado la decisión de reiniciar las labores de fumigación en la franja de diez kilómetros a partir de la frontera común, donde durante un año se han interrumpido.

Según destacó, el Ejecutivo "cuenta con argumentos científicos y técnicos respecto de los efectos inocuos en la salud humana y el medio ambiente de la mezcla utilizada por el Programa de Erradicación de Cultivos Ilícitos Mediante Aspersión Aérea con Glifosato (PECIG) que ha adelantado en diferentes regiones del país, incluida la zona de frontera con el Ecuador".

"Dichos argumentos están sustentados en múltiples estudios nacionales e internacionales, entre los que se destaca el publicado por la Comisión Interamericana contra el Abuso de Drogas (CICAD-OEA) en abril de 2005", agregó.

En este sentido, subrayó que estos mecanismos de fumigación han sido realizados "por eminentes científicos de reconocida trayectoria internacional, bajo la dirección del Profesor Keith R. Solomon del Centro de Toxicología del Departamento de Biología Medioambiental de la Universidad de Guelph, Canadá".

"El pasado mes de noviembre de 2006 se inició la Segunda Fase de este Estudio, el cual incluirá reportes científicos sobre el impacto en la salud humana con análisis de riesgo genético-tóxico y el alcance de la deriva por la aspersión, entre otros asuntos", concluyó el comunicado.