Actualizado 17/12/2013 21:23 CET

Correa: "Hoy en día se emplean métodos modernos camuflados en reclamos" para atentar contra gobiernos

El presidente de Ecuador, Rafael Correa
REUTERS

QUITO, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, afirmó este domingo que su país y su Gobierno salieron fortalecidos del supuesto intento golpista de hace tres años, por el que una revuelta policial retuvo a Correa por varias horas. "Hoy en día se emplean métodos camuflados en supuestos reclamos" para atentar contra gobiernos, aseguró.

"Ojalá los golpistas de siempre y ciertos conspiradores entiendan que jamás podrán regresar el país al pasado", declaró. "Nuestra democracia es más sólida que nunca y estaremos dispuestos a salir a las calles por miles a quien pretenda quitarnos todo lo ganado", señaló el mandatario.

En sus declaraciones rechazó la teoría de que simplemente fue una desobediencia policial y no un golpe de Estado. "Hoy en día se emplean métodos modernos, camuflados en supuestos reclamos", y puso como ejemplos los intentos golpistas en Venezuela (2002), Honduras (2009) y Paraguay (2012), según informa el diario ecuatoriano 'Enlace Ciudadano'.

El 30 de septiembre de 2010 estuvo marcado por una serie de sucesos violentos provocados por un grupo de elementos de la Policía Nacional ecuatoriana, que reclamaban el fin de una ley que, supuestamente, les quitaba beneficios salariales y económicos.

Correa acudió al lugar para calmar el ambiente, pero fue agredido por lo que se refugió en un hospital cercano. Allí estuvo retenido por más de nueve horas, hasta ser rescatado por el Ejército tras un enfrentamiento armado.